El día grande del Señor

Dominical  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 160 views

Se nos presenta en estos versículos una esperanza gloriosa que nos alienta a seguir perseverando.

Notes
Transcript

El día grande del Señor

Malaquías 4:1-21 Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. 2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.

Introducción

Después del retorno del cautiverio en Babilonia, los sacerdotes y líderes del pueblo tenían que esforzarse por re encausar al pueblo en los caminos de Dios, pues venían contaminados con la lengua y costumbres Caldeas.
Dios levantó al sacerdote Esdras para enseñar de nuevo la ley, restaurar la adoración y el servició,
Al gobernador Nehemías para reconstruir la ciudad , el templo y la ley,
A los profetas Ageo, Zacarías y Malaquías para hablar de nuevo al pueblo y re encausarlos en sus caminos.
Estos versículos son una continuación de Malaquías 3:13-18. Donde el profeta confronta a los judíos que se habían alejado de los caminos de Dios, argumentando que no tiene ningún beneficio obedecer la Palabra de Dios.
Malaquías 3:14Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos?
Por tanto, Malaquías les revela que, aunque ahora vean que impío prospera y comete impunemente maldad. Llegará el día de Jehová, en el que traerá juicio contra los que hicieron lo malo.
Pero para aquellos que se mantuvieron en la justicia de Dios, aunque les tocó un poco de padecimiento, recibirán la recompensa del sol de justicia.

El día del Señor

Desde que Dios condenó el pecado en el huerto del Edén: Génesis 2:17mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Romanos 6:23, la paga del pecado…), hasta el Apocalipsis, Dios advierte en su Palabra que vendrá un día de juicio para todos aquellos que hicieron lo malo.
Isaías declara que será un día de dolor y angustia: Isaías 13:9He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.
Nada ni nadie podrá detener al Señor cuando Él derrame su ira sobre la tierra, ningún gobierno, ningún ejercito, tampoco la ciencia o tecnología.
Es tan grande su autoridad, poder y soberanía que ha dado detalles en la Biblia de lo que sucederá, sin que nadie puede prepararse ni hacer nada para impedirlo.
Por eso El Señor hace la invitación a venir a Él y encontrar refugio antes que venga ese día:
Hechos 2:21Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
Hechos 16:31Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.
Solamente Cristo puede darnos salvación de la ira venidera.

La dureza del corazón

Cuando se habla de este tema, algunos no quieren creer, apelan al amor de Dios, dicen que Él nunca castigará a nadie. Este es un pretexto para seguir alejados de Dios, como los judíos en tiempo de Malaquías. No creas que escaparas de la ira de Dios si sigues rechazándolo.
Números 14:18Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos.
Son como la gente en los días de Noé (Génesis 7) que se burlaban de Noé porque no encontraban ningún beneficio obedecer sus palabras, hasta que vino el diluvio.
Como los yernos de Lot, quienes se burlaron de la advertencia, hasta que vino fuego del cielo y los destruyó. (Génesis 19)
Lucas 17:26–3026 Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. 27 Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. 28 Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; 29 mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. 30 Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.
La regla de medición es la Biblia, No seremos juzgados por nuestra justicia sino por la justicia de Dios declarada en su Palabra:
Juan 12:48El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.

El sol de justicia

Malaquías 4:2Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.
Malaquías profetiza la venida de Cristo el Mesías salvador 400 años antes de su venida, lo identifica como el Sol de Justicia.
El sol trae paz, bienestar, alegría, seguridad.
Para aquellos que creen en Él, le entregan su corazón y le sirven con entusiasmo, está la promesa gloriosa de ser guardados del día del juicio:
Romanos 8:1Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Él promete levantarnos antes que venga a juzgar a la tierra: 1 Tesalonicenses 4:16-17Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Conclusión

Debemos guardar nuestras almas de la indiferencia que mostró el pueblo de Jerusalén a Dios, rechazando su Palabra y andando en sus propios caminos.
Quizá ahora no veamos claramente ese día amenazante, pero la venida está más cerca que nunca y debemos estar velando. Mateo 24:42Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
No podemos esperar al Señor a nuestra manera, sino a la manera en que Él dejó establecida en su Palabra.
Sirviendo, adorando y obedeciendo. Lucas 12:43Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.
Apocalipsis 22:12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.
Related Media
See more
Related Sermons
See more