¿Amigos o enemigos?

Serie: Santiago  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 853 views

Si nos alejamos del mundo y nos acercamos a Dios, él se acercará a nosotros.

Notes
Transcript

Introducción

¿Cuántos amigos verdaderos tiene usted? Uno puede hablar de amistades, de compañeros, de hermanos, pero de amigos verdaderos no se puede hablar mucho, porque son pocos.
Pensemos por un momento. Cuando nos referimos al Señor:
¿Somos sus amigos o sus enemigos?
¿Cómo cree usted que Dios lo considera, como un amigo o como alguien que solamente lo busca de vez en cuando?¿Cuánto conocemos al Señor?
¿Cuánto tiempo pasa con él todos los días? ¿Dedicaremos más tiempo a la televisión o al celular que a orar y leer su palabra?
Estas preguntas nos llevan al título de la predicación de hoy: ¿Seremos amigos o enemigos de Dios?

I. Guerras y pleitos (Stg. 4:1-4)

Stg. 4:1-3

Santiago 4:1–3 RVR60
1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

¿Qué hay entre nosotros? Guerras y pleitos (luchas y conflictos, LP).

¿Ha tenido algún conflicto dentro de la iglesia? o quizá, ¿conoce usted a un par de hermanos que se disgustaron y la cosa no terminó bien ese día? Los disgustos, malentendidos y problemas que surgen en la iglesia (o en su vida), podrían convertirse en pecados si les damos cabida. Santiago ya lo había mencionado en:
Santiago 1:19–20 RVR60
19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.
Como dijo también Pablo en:
Efesios 4:26–27 RVR60
26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27 ni deis lugar al diablo.

¿De dónde provienen esas luchas y conflictos?

En este versículo 4:1, Santiago nos dice que las peleas y conflictos externos, provienen de sus pasiones, en sus miembros (“dentro de ustedes mismos”, NVI; “en su interior”, NTV) porque no saben dominar su egoísmo y su maldad, TLA):
Romanos 7:23 RVR60
23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.
Ilustración: Muchos nos sentimos raros cuando escuchamos de guerras y pleitos porque creemos que no es con nosotros la cosa, que no somos tan malos como para hacer semejantes maldades, pero qué sucedería si les digo que tengo una pantalla donde toda la iglesia puede ver absolutamente todo lo que usted pensó esta semana, ¿cuántos de ustedes se ofrecerían como voluntarios para ver todos sus pensamientos?
Explicación: La palabra utilizada en el verso 4:1 como “pasión” y en el verso 3 como “deleite”, en griego corresponde a la palabra “hedoné”, que significa: pasiones, placeres, deseos sexuales, algo que uno disfruta hacer y tiene que ver con la empleada en Stg. 1.15, “concupiscencia”, que en griego es “Epitimía” y se refiere a la lujuria, la lascivia y el deseo ilícito.
Santiago 1:15 RVR60
15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.
¿Has escuchado la palabra “hedonista”? Un hedonista es aquel que procura disfrutar los placeres y evitar el sufrimiento. Esta filosofía surgió 300 años antes de Cristo, pero incluso está presente en nuestros días. Esta palabra “hedoné”, se refiere precisamente a esa forma de vida de los hedonistas. Cuando Santiago habla de “nuestras pasiones”, se refiere a esa forma de vida egoísta, de disfrute de placeres carnales e intelectuales, del disfrute de la sexualidad no permitida por Dios y a evitar el sufrimiento a toda costa.
Por otra parte, Santiago nos indica en el verso 4:3 que muchas veces no tenemos porque no pedimos y que cuando lo hacemos, pedimos mal (“con malos propósitos”, NBLA; “con malas intenciones”, NVI, NTV, “para satisfacer sus propias pasiones”, NVI; “desean solamente lo que les dará placer”, TLA) para gastar en nuestro “hedoné”. Como podemos leer, en el verso 4:2 se mencionan algunas de esas pasiones: Codicia, asesinato, envidia, lucha, pedir para gastar en deleites. Jesús menciona este tema y nos dice de dónde es que viene ese hedoné: Mt.15:19.
Mateo 15:19 RVR60
19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.
Aplicación: Es por eso que hoy en día muchas iglesias hedonistas predican de un “amor” sin límites (cristianismo liberal), que acepta incluso una vida de pecado, porque según ellos Dios es tan bueno que nada pasa si vives una doble vida. Además, solo hablan de prosperidad, de bendiciones y evitan evangelizar, no hablan del juicio eterno, ni del infierno, ni del sufrimiento o aflicción que pasamos los cristianos mientras vivamos en esta tierra. Aquí surge entonces la pregunta: ¿Cómo debo pedir? Jesús nos enseño a pedir, siempre tomando en cuenta la voluntad de Dios:
Lucas 22:42 RVR60
42 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
También en:
Mateo 6:10 RVR60
10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
Y en el capítulo 8 de Mateo, el Leproso hace lo mismo:
Mateo 8:2 RVR60
2 Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.
La oración eficaz es la que pide según la voluntad del Señor. También la que pide por asuntos espirituales, no para satisfacer nuestros deseos de la carne. Debemos pedir entonces, por nuestro crecimiento espiritual y por el de nuestros hermanos, de esta manera, el Señor responderá a todas nuestras peticiones.

Stg. 4:4

Santiago 4:4 RVR60
4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

¿Quiénes son las almas adúlteras? (gente adúltera. TLA).

Explicación: Aquí, el adulterio no se refiere al sentido literal sino a la infidelidad hacia el Señor. Personas que mientras están con el Señor, también están tocando la mundanalidad o incluso están sumergidos en ella, con prácticas pecaminosas. Adulterar contra el Señor es coquetear con los placeres mundanos y luego llegar descaradamente a decirle al Señor “te amo”.
Ilustración: ¿Cómo se sentiría usted si su novio, novia, esposo o esposa le fuera infiel? ¿Imagínese cómo se siente el Señor cuando preferimos mentir para salvarnos de una situación incómoda en el trabajo o en la iglesia, o cuando hablamos mal de un hermano o murmuramos sin siquiera conocer qué está viviendo nuestra hermana?
Exhortación: Todo aquel que practica el hedoné y luego llega a la presencia de Dios como si nada hubiera pasado, es un alma adúltera. Y una persona adúltera, que coquetea con el mundo, no puede ser amiga de Dios. Hermanos, con toda honestidad y sinceridad volvamos a hacernos la misma pregunta: ¿Somos amigos o enemigos de Dios? ¿Seremos acaso amigos del mundo sin saberlo o sin quererlo? Jesús nos dejó claro que no podemos servir a dos señores:
Mateo 6:24 RVR60
24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

¿Entonces, quién es amigo de Dios?

Explicación: En Juan 15.1-4 Jesús dice que Él es la vid verdadera y que el Padre es el labrador que quitará toda rama que no de fruto. También nos dice “permaneced en mí y yo en ustedes” para que podamos dar mucho fruto y así poder ser sus discípulos. Luego en Jn 15.10 nos dice:
Juan 15:10 RVR60
10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
Y más adelante dice:
Juan 15:14 RVR60
14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.
Seremos sus amigos si hacemos lo que él nos manda. ¿Qué es lo que nos manda? Permanecer en él.
Ilustración: A veces es fácil desviarse al escuchar a predicadores famosos decir que primero debemos amarnos nosotros, para luego amar a los demás y luego poder amar a Dios, pero eso también es “hedonismo” y pone en primer lugar nuestro ser y en último a Dios.
Aplicación: El gran mandamiento dice Deuteronomio 6:5
Deuteronomio 6:5 RVR60
5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Donde claramente se nos pide amar a Dios con todo. Luego de eso viene el segundo mandamiento que es amar al prójimo como a nosotros mismos. Para ser amigos de Dios, debemos poner a Dios en primer lugar, amarlo por sobre todas las cosas y permanecer en él, sin acercarnos a lo mundano.

II. Anhelo y gracia (Stg. 4.5-6)

Stg. 4:5

Santiago 4:5 RVR60
5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

Espíritu y celo

Explicación: Este es el versículo más complicado de traducir de todo el libro de Santiago. Toda esta frase que conforma el versículo 5 ha sido muy controvertida, pues no hay una referencia exacta de la Biblia que se refiera a “El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente”. Por otra parte, el pasaje, cuando se refiere a las escrituras, está hablando del Antiguo Testamento, que era la Biblia de los cristianos de aquel entonces, máxime porque el libro de Santiago fue uno de los primeros del N.T en escribirse (49 d.C.). Además, según los eruditos bíblicos, hay un problema acerca de dónde colocar los signos de puntuación, las mayúsculas y el orden de las palabras, pues hay varias formas válidas, pero cada una de ellas tiende a dejar un mensaje muy distinto. Al respecto hay tres posiciones:
La primera explicación a este versículo indica que no se refiere a un versículo en particular sino a una idea general de la que sí habla la Biblia y que se relaciona con el versículo 4.
La segunda indica que la traducción no fue del todo exacta y más bien propone, la puntuación que se encuentra en la Biblia Textual y en la Biblia inglesa American Standard, pero la traducción de la Biblia Textual:“¿O pensáis que la Escritura habla en vano? ¿No nos anhela celosamente el Espíritu que él ha hecho morar en nosotros? (AS)”“¿O pensáis que la Escritura habla en vano? No tiende al celo el espíritu que hizo habitar en nosotros (BTX 4 - 2018)”
La tercera, que Santiago se refiere al versículo 6, que sí tiene referencia clara en Prov. 3:34.
Proverbios 3:34 RVR60
34 Ciertamente él escarnecerá a los escarnecedores, Y a los humildes dará gracia.
Ilustración: Al respecto de esta parte, que puede sonar un poco teórica, es importante recordar que las escrituras no son para leerlas, sino para estudiarlas. Es tan importante conocer la puntuación que, por ejemplo, no es lo mismo decir:
“Mujer, ¡cómo amaneciste!”“Mujer, ¿cómo amaneciste?”“¡Mujer! ¿Cómo? ¿Amaneciste?”
Exhortación: Ya sea una u otra la explicación al verso 5, lo que realmente debemos preguntarnos es lo siguiente:
¿Acaso alguno de nosotros piensa que la palabra de Dios nos habla (“lego”) sin propósito o sin motivo (“kenos”)?
¿Acaso Dios, sabiendo que nuestra carne es débil nos dejaría desamparados?
¿Acaso no es razón suficiente para amar al Señor, el hecho de saber que él nos anhela y nos ama celosamente, después de haber entregado a su hijo y haber enviado a su Espíritu Santo a morar en nosotros?

Stg. 4:6

Santiago 4:6 RVR60
6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

“Pero él da mayor gracia”

Explicación: Dios se opone a los soberbios y arrogantes, a aquellos que no quieren cambiar ni aceptarle. La palabra en griego para soberbio es “uperefanos”, que literalmente quiere decir “mirar hacia arriba”, es contraria a la humillación, donde se mira para abajo. Lo bueno es que el Señor da su gracia (su favor, su buena voluntad) a los que se humillan ante el Señor. La arrogancia nos lleva a la idolatría, mientras que la humildad a la adoración. Cuando descubrimos que la gracia de Dios es más rica que cualquier cosa en el mundo, vemos lo mundano, el orgullo y lo material como tonterías sin sentido.
Ilustración: Tanto David en (Sal.38.6),
Salmo 38:6 RVR60
6 Estoy encorvado, estoy humillado en gran manera, Ando enlutado todo el día.
como Salomón en: (Prov. 3.34 ),
Proverbios 3:34 RVR60
34 Ciertamente él escarnecerá a los escarnecedores, Y a los humildes dará gracia.
Mateo, en: (Mt 23.12 )
Mateo 23:12 RVR60
12 Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.
Y Pedro en: (I Ped. 5.5),
1 Pedro 5:5 RVR60
5 Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.
sabían de qué estaba hablando Santiago cuando se referían a este pasaje. Siempre la soberbia trae castigo y la humildad recompensa.
Aplicación: No podemos ser lo que no recibimos del Señor. No podemos aparentar, imitar o fingir cuando se trata de la gracias y el poder de Dios. Quizá engañemos a algunos o incluso a nosotros mismos, pero a la larga las apariencias me impedirán ser llamado amigo de Dios y tener esa cercanía genuina con él. Digamos como David, en el Sal. 139.23
Salmo 139:23 RVR60
23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos;

III. Acerquémonos a Dios y él se acercará a nosotros (Stg. 4.7-10)

Stg. 4:7-8

Santiago 4:7–8 RVR60
7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. 8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.

¿Qué debemos hacer?

Someternos a Dios.
1 Pedro 5:6 RVR60
6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;
Hebreos 12:14 RVR60
14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
Esta parte del verso 7 puede traducirse mejor de esta manera: “permitid a Dios someteros”. Este es un término militar que se relaciona con estar sometido o sujeto a una autoridad, y esa autoridad es quien nos dirige y nos dice qué hacer. Esto significa que debemos pedir a Cristo que él sea nuestro Señor, que él se encargue de dirigirnos por su buen camino. Significa que le obedeceremos, que estaremos sujetos a él y no a nuestra carne . Además, podemos hacer dos dos cosas:
Resistir al diablo: para que huya de nosotros. Debemos, de forma activa, estar atentos para rechazar al enemigo.
Efesios 6:11–12 RVR60
11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
1 Pedro 5:8–9 RVR60
8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
Mateo 4:11 RVR60
11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.
Acercarse a Dios (con pureza y santidad) para que él se acerque a nosotros
Zacarías 1:3 RVR60
3 Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.
Salmo 145:18 RVR60
18 Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras.
Ilustración: Un ejemplo de esto sería acercarse a un espejo: entre más nos acercamos más se acerca nuestro reflejo a nosotros. El Dr. A. W. Tozer dijo al respecto: “Entre más nos parecemos a Dios, más cerca estamos de él.” Esto sucede también con las relaciones humanas. ¿Le ha pasado que entre más compartimos con alguien, más nos parecemos a esa persona? Incluso algunas veces hasta decimos la misma frase al mismo tiempo. Algo similar nos sucede con Dios. El Señor desea darnos mucho más de lo que nos ha dado espiritualmente, pero solo podrá hacerlo si en verdad lo deseamos, si en verdad queremos estar cerca de él y conocerlo de verdad.
Limpiar las manos Los de doble ánimo (de lealtad dividida, inconstantes, indecisos.
Job 17:9 RVR60
9 No obstante, proseguirá el justo su camino, Y el limpio de manos aumentará la fuerza.
Isaías 1:16 RVR60
16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;
Purificar el corazón: Entristezcan, lamenten y lloren.Su risa se convierte (“metastrefo”, cambio interior, remordimiento) en lloro. Su gozo se convierte en tristeza (“katefeian”, vergüenza)
Salmo 24:3–4 RVR60
3 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? 4 El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño.

Stg. 4:10

Santiago 4:10 RVR60
10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

Humillarse ante Dios

“Tapeinozete”, en griego significa, bajarse, reducirse; en latín “humus”, tierra. Es decir, volverse a la tierra), en la presencia del Señor y él los exaltará (los premiará, los levantará con honor) Is. 66:2; Sal.34:18, 138:6 (Ver parábola del fariseo y el publicano Lc. 18:13).
Isaías 66:2 RVR60
2 Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.
Salmo 34:18 RVR60
18 Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu.
Salmo 138:6 RVR60
6 Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.
Lucas 18:13 RVR60
13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.
Amós 5:4 nos dice “Buscadle y viviréis”. Mat. 7:8 Nos dice que si le pedimos, recibiremos. No seamos como Jonás, que huyó de Dios en vez de acercarse a él. El Señor desea que nos acerquemos a él, que nos dejemos caer en sus brazos, que tomemos esa decisión de rendirnos definitivamente y le sigamos.
Amós 5:4 RVR60
4 Pero así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme, y viviréis;
Mateo 7:8 RVR60
8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Conclusión

Satanás, al igual que los Españoles cuando conquistaron América, o que los niños al prestar su interés y atención en las tablet y celulares en vez de a sus padres y maestros, nos presenta imitaciones baratas, en comparación con lo que nos desea brindar el Señor: obtener cosas de forma fácil (robando, pirateando o haciendo algo ilegal), erotismo, pornografía, drogas, licor, relaciones amorosas ilícitas, mentiras para salvarnos de una situación incómoda en el trabajo o incluso en la iglesia, discusiones para fortalecer el ego en vez del amor al prójimo, excusas para no orar o leer la Biblia… ¿Cuánto tiempo le dedicamos al celular, al televisor, a nuestro tiempo de ocio o a nuestros pasatiempos favoritos? y ¿Cuánto tiempo personal en oración y lectura de la Biblia le dedicamos al Señor cada día?A veces pensamos que estamos en lo correcto si buscamos a Dios como los monjes del Tibet, para no contaminarnos , pero ignoramos al hermano, discutimos con él, desobedecemos a nuestros padres, o nos fascinamos por las cosas materiales, los títulos o los cargos en la iglesia. Con eso solo demostramos que en realidad somos arrogantes y que estamos lejos de ser humildes.Como dijo Tomás Watson. «Es mejor morirse de hambre que ir a pedirle comida al diablo».
Hoy, el Señor, hoy, una vez más, nos brinda la oportunidad de obtener de él un tesoro más puro, más genuino, más preciado. Nos da la oportunidad de acercarnos nuevamente a él para que él se acerque a nosotros. Hoy es el tiempo, hoy es el día de tomar una decisión para dejar de alimentar el pecado y volverse al Señor.
Related Media
See more
Related Sermons
See more