Importancia de la educación teológica

Educación Teológica  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 36 views
Notes
Transcript

Introducción

Los primeros seguidores de Cristo fueron llamados "discípulos" antes de ser llamados "cristianos". Ser un discípulo es ser un "aprendiz", alguien que aprende de un maestro.
Nuestra  Escuela Biblica existe con el propósito de ayudar a cada miembro de la iglesia a caminar con Cristo en fidelidad, lealtad, servicio y sacrificio, dentro del contexto de una relación de discipulado que conduzca a un crecimiento en la gracia y  el conocimiento de Dios.
Esta primera parte de nuestro proposito en JMB
1. Queremos que cada miembros de la iglesia sea un Discipulo que hacen discipulos.
Juan 10.10 El Señor compro esta vida abundante con su muerte. Esta vida abundante se encuentra en la búsqueda de la santidad que honra a Dios (humildad en Espíritu, aflicción por el pecado, Hambre y sed de Justicia) es una vida libre del amor por el pecado, pues «Cristo vive en mí» (Gá. 2:20). Libre de la culpa del pecado pues él mismo llevo sobre si el castigo que nuestras iniquidades merecerían. Libre del poder del pecado pues el envió su Espíritu a morara en nuestros corazones «el Espíritu de Cristo» (Ro. 8:9). Y un día seremos libres de la presencia del pecado, dice: «Sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es» (1 Jn. 3:2). El es nuestro pastor de principio a Fin, nunca nos dejará. Como Pastor Jehová no fracasa.. “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;” (Filipenses 1.6) Así como nuestra regeneración y Justificación, Nuestra santificación esta en manos de Dios, y los instrumentos que el usa para lograrla están en la iglesia y somos cada uno de nosotros. Dios no puso un grupo de profesionales entrenados y pagados para hacer esta tarea en nuestras vidas. Dice Tripp: El plan de Dios es que a través del ministerio fiel de cada parte, todo el cuerpo crezca hasta su plena madurez en Cristo. Los líderes de Su iglesia han sido dotados, colocados, y comisionados para formar y movilizar al pueblo de Dios para este estilo de vida ministerial de “toda persona, todos los días”. Dios no ha llamado a ser instrumentos en sus manos para transformar a otros. (Efésios 4 ) Todos tenemos este ministerio y todos necesitamos del ministro de nuestros hermanos, hasta que nuestra santificación este completa (Glorificación).
Esto lo queremos lograr nutriendo y fortaleciendo a cada miembro de la familia de Dios, de tal manera que juntos podamos ser equipados para cumplir con nuestras obligaciones de pacto, de tal manera que podamos "glorificar a Dios y disfrutar de Él para siempre" (Catecismo Menor de Westminster, la pregunta # 1).
Nuestra responsabilidad pactual, implica que estamos llamados a Alentarnos y ayudarnos a crecer en semejanza a Cristo, el resultado será servicio fiel en nuestro hogar, trabajo, escuela, iglesia y el mundo.
Uno de los propósitos de nuestra escuela teológica es ayudar a cambiar la cultura de nuestra iglesia, que todos seamos participantes, no consumidores.
Ser parte de una Iglesia local tiene el propósito de moldear toda nuestra vida. «Amonestaros los unos a los otros» (Ro 15:14); «Exhortaos los unos a los otros» (He 3:13); «Alentaos los unos a los otros» (1 Ts 4:18); «Animaos unos a otros, y edificaos unos a otros» (1 Ts 5:11); «Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados» (Stg 5:16). «Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos» (Ro 15:1). «Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo» (Gá 6:1–2).
DICE MACARTHUR: Cualquier miembro de la iglesia puede usar estas instrucciones, pues no son exclusivas para alguna casta sacerdotal de expertos. El discipulado, que emplea y aplica con eficacia la Palabra de Dios, es un deber necesario en la vida y compañerismo cristianos”
Es también el resultado que se espera de la verdadera madurez espiritual: «La Palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales» (Col 3:16).
Todos nosotros luchamos con la falta de valor a la hora de ejercer nuestro ministerio en al vida de otros. Pablo mismo tenía esta Lucha y pedía operación por su ministerio:
“y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.” (Efésios 6.19–20, RVR60)
Hasta el pastor más preparado teme usar los dones que Dios le dio al servicio de otros. Y la verdad es que Dios quiere usar nuestra vida en la edificación de otros, el nos da oportunidades para compartir nuestra fe y para aconsejar a los que están en aflicción. Dios desea hacernos instrumentos útiles en sus manos. Dice Paul Tripp: “Estoy convencido de que Dios nunca tiene una dirección equivocada, y Él tiene la intención de utilizarte a ti en la vida de este hombre”.
En el proceso de ayudar a otros Dios quiere también transformar nuestra propias vidas, hacernos mas valientes, misericordiosos y determinados. Todos debemos vernos como instrumentos, a veces cometemos el error de vernos como un canal pasivo que conecta a alguien en problemas con el pastor, pero no somos canales, somos instrumentos de cambia en manos de nuestro Señor y redentor.
Dios usa gente ordinaria para hacer cosas extraordinarias en las vidas de los demás. ¿Qué junta de misiones, qué ministerio, qué iglesia local utilizaría la gente que Dios usó en las Escrituras?
- Moisés (un asesino exiliado) - Gedeón (temeroso y escondido) - David (el niño pastor sin entrenamiento militar)
Pedro (que negó públicamente a Cristo) - Pablo (perseguidor de la iglesia)
Junto con estos, hay un número incalculable de personas de poca importancia que Dios usó en gran manera para cumplir Su plan en la tierra. Dios nunca nos destinó a ser simplemente objetos de Su amor. También estamos llamados a ser instrumentos de ese amor en las vidas de los demás.
En la Escuela Presbiteriana James Montgomery Boice ofrecemos un programa completo de capacitación teológica formal centrado en las escrituras, para que todo miembro de nuestras iglesias pueda crecer en el conocimiento y servicio a Dios.

Instrucciones - información académica

Cómo navegar en la plataforma con sus cuentas. Esta claro?
Los pagos: Por Nequi o Paypal.... Se debe matricular cada materia o puedes cancelar por semestre.
Guía de Estilo y Plantilla Word (docx).
Manejo de fuentes: Es importante que el alumno sepa discernir la confiabilidad de la fuentes y como documentar la información investigada. 
Reporte de discipulado: Cada semestre el alumno buscará ser discipulado por su pastor (o por un líder de su iglesia). Aunque lo ideal sería un mayor número de citas, el alumno se reunirá con su pastor al menos dos (2) veces por semestre. Recomendamos que el alumno solicite que su pastor le ayude a: 1) conocer mejor a Dios, 2) saber cómo servir mejor en la iglesia. El alumno debe imprimir el reporte de discipulado, rellenarlo con su propia información y la firma del pastor, y subirlo a un curso.
coordinadorbogotajmb@srlseminario.org
Related Media
See more
Related Sermons
See more