La Santificación comienza en la mente.

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 280 views
Notes
Transcript

INTRODUCCIÓN:

En romanos 7:14-25 El apostol Pablo viene hablando de la lucha que tenemos contra el pecado en nuestro interior.
Y leímos el domingo pasado algunos versos del capítulo 7 donde Dios le dice a Pablo que sea un poco vulnerable, que le hable a sus hermanos de Corinto sobre su lucha.
Pablo dice lo malo que no quiero hacer eso hago y lo bueno que quiero hacer no lo hago.
Romanos 7:14 NTV
14 Por lo tanto, el problema no es con la ley, porque la ley es buena y espiritual. El problema está en mí, porque soy demasiado humano, un esclavo del pecado.

Esto nos ayudaría a resolver muchas situaciones en la vida… Aceptar que el problema está en mi. NO SOY YO, está en mi.

Nuestra esencia no es la maldad pero si es cierto que hay maladad en nosotros por la naturaleza pecaminosa que heredamos de Adan y Eva.
Romanos 5:12 NTV
12 Cuando Adán pecó, el pecado entró en el mundo. El pecado de Adán introdujo la muerte, de modo que la muerte se extendió a todos, porque todos pecaron.
Y podemos pensar YO que culpa tengo de la desobediencia de Adán pero nosotros tambien hacemos lo mismo que Adán hizo.
Romanos 7:17 NTV
17 Entonces no soy yo el que hace lo que está mal, sino el pecado que vive en mí.
El pecado vive en MI, no soy yo el pecado sino un portador de la naturaleza pecaminosa.
Romanos 7:20 NTV
20 Ahora, si hago lo que no quiero hacer, realmente no soy yo el que hace lo que está mal, sino el pecado que vive en mí.
Una vez más se establece una clara diferencia entre mi ser hecho a imagen y semejanza de Dios y la naturaleza pecaminosa.
Romanos 7:22–25 NTV
22 Amo la ley de Dios con todo mi corazón, 23 pero hay otro poder dentro de mí que está en guerra con mi mente. Ese poder me esclaviza al pecado que todavía está dentro de mí. 24 ¡Soy un pobre desgraciado! ¿Quién me libertará de esta vida dominada por el pecado y la muerte? 25 ¡Gracias a Dios! La respuesta está en Jesucristo nuestro Señor. Así que ya ven: en mi mente de verdad quiero obedecer la ley de Dios, pero a causa de mi naturaleza pecaminosa, soy esclavo del pecado.
La respuesta está en Cristo, La respuesta está en Cristo.
Pablo términa diciendo en mi MENTE de verdad quiero obedecer a Dios pero mi naturaleza pecaminosa me lleva a hacer lo que no deseo.
Romanos 8:1–2 NTV
1 Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús; 2 y porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte.
V1. Los que pertenecen a CRISTO verdaderamente aun teniendo está lucha en su interior no viven bajo condenación ni serán condenados.
V2. Pues los que pertenecen a CRISTO han recibido libertad del poder del pecado.
Romanos 6:20–22 RVR60
20 Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. 21 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. 22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
Cada uno debe ser muy sincero consigo mismo y respoenderse si verdaderamente ha sido libertado del pecado o aun no.
El perdón de pecados se recibe cuando nos convertimos a CRISTO de mamera genuina y en arrepentimiento pedimos perdón a Dios.
La libertad del pecado se va logrando de manera gradual en la medida que vamos cediendo a Dios nuestro corazón.
Romanos 8:5–8 NTV
5 Los que están dominados por la naturaleza pecaminosa piensan en cosas pecaminosas, pero los que son controlados por el Espíritu Santo piensan en las cosas que agradan al Espíritu. 6 Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz. 7 Pues la naturaleza pecaminosa es enemiga de Dios siempre. Nunca obedeció las leyes de Dios y jamás lo hará. 8 Por eso, los que todavía viven bajo el dominio de la naturaleza pecaminosa nunca pueden agradar a Dios.
V5. Este pasaje nos da un filtro para darnos cuenta que domina nuestra vida, ese filtro son los pensamientos.
V6. Es responsabilidad de cada uno decidir quien va a controlar la mente.
La SANTIFICACIÓN comienza cuando la mente es controlada por el Espíritu Santo, es en la mente donde se origina la santidad, así como del corazón nace toda la maldad.
Romanos 8:12–14 NTV
12 Por lo tanto, amados hermanos, no están obligados a hacer lo que su naturaleza pecaminosa los incita a hacer; 13 pues, si viven obedeciéndola, morirán; pero si mediante el poder del Espíritu hacen morir las acciones de la naturaleza pecaminosa, vivirán. 14 Pues todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

CONCLUSIÓN:

Acá es donde radica la IMPROTANCIA de la lectura de la Palabra de Dios y la oración, porque es leyendo y orando que pasamos tiempo con con Él.
Juan 17:17 RVR60
17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
Juan 17:17 NTV
17 Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es verdad.
Related Media
See more
Related Sermons
See more