Resultados de la Edificación (2)- Un Verdadero Servicio, Nehemías 11-12.

Nehemías- Edificando Juntos  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 67 views
Notes
Transcript
Introducción:
Nehemiah 11:1–3 RVR60
Habitaron los jefes del pueblo en Jerusalén; mas el resto del pueblo echó suertes para traer uno de cada diez para que morase en Jerusalén, ciudad santa, y las otras nueve partes en las otras ciudades. Y bendijo el pueblo a todos los varones que voluntariamente se ofrecieron para morar en Jerusalén. Estos son los jefes de la provincia que moraron en Jerusalén; pero en las ciudades de Judá habitaron cada uno en su posesión, en sus ciudades; los israelitas, los sacerdotes y levitas, los sirvientes del templo y los hijos de los siervos de Salomón.
Contexto del pasaje:
Hemos estado estudiando cómo el pueblo reconstruyó el muro en Nehemías 1–6, restableció la identidad del pueblo en el capítulo 7, volvió a leer la Torá y volvió a celebrar la Fiesta de las Cabañas en el capítulo 8, confesó su pecado y ensayó La misericordia de Dios en el capítulo 9 renovó su compromiso al hacer un pacto para guardar el pacto en el capítulo 10, y ahora los vemos repoblar la ciudad y dedicar el muro en los capítulos 11–12.
Nehemías 11–12 se divide en tres partes: la primera comienza en Nehemías 11:1 y continúa hasta el 12:26. Este es otro aspecto poco glamoroso de lo que Dios está haciendo: todo lo que encontramos aquí es una lista de nombres. No es deslumbrante. No es emocionante. Solo una lista de nombres de personas comunes que vivieron hace mucho tiempo. Después de ver al pueblo, los sacerdotes y los levitas en 11:1–12:26, ​​en 12:27–43 dedican el muro. En la tercera parte, 12:44–47, hacen provisión para el templo.
— James M. Hamilton Jr. et al., Exalting jesus in ezra-nehemiah (Nashville, TN: Holman Reference, 2014), Neh 11–12.
Este pasaje nos demuestra lo que implica a nuestras vidas cuando decidimos servir al Señor.
Cada uno puede servir a Dios al entregarle al Señor las áreas descritas en el pasaje.

1° Dieron de Sí Mismos, 11:1-12:26.

Nehemiah 11:1–2 RVR60
Habitaron los jefes del pueblo en Jerusalén; mas el resto del pueblo echó suertes para traer uno de cada diez para que morase en Jerusalén, ciudad santa, y las otras nueve partes en las otras ciudades. Y bendijo el pueblo a todos los varones que voluntariamente se ofrecieron para morar en Jerusalén.
La situación peligrosa de Jerusalén, vs: 1a.
Pocos habitantes en la ciudad.
Poca seguridad en la ciudad.
La solución provisoria del pueblo, vs: 1b-2.
Diezmaron del mismo pueblo.
Algunos se ofrecieron voluntariamente.
El registro de las personas, vs: 3-12:26.
Los que fueron a la ciudad, vs: 3-24.
Los que se quedaron afuera, vs: 25-30.
Los que obraron en el servicio del templo, 12:1-26.
Ilustración: Dieron de sí mismos. Demostraron gran valentía en poner las necesidades de la obra de Dios por encima de sus propios intereses y conveniencias. Vemos la misma actitud en los soldados que poner de la sus planes para la vida y se alistan para servir a su patria. Están dispuestos a sobrepasar sus propias preferencias para la protección y el bienestar de su país. Saben que enfrentarán dificultades, y que tendrán que sacrificar, sin embargo, lo hacen igual.
Aplicación: Dieron de sí mismos. Demostraron gran valentía en poner las necesidades de la obra de Dios por encima de sus propios intereses y conveniencias.
Pensamos en las familias misioneras que apoyamos, dispuestos a dejar la conveniencia y preferencia de sus vidas para enfrentar las dificultades y sacrificios para llevar a cabo la Gran Comisión dónde Dios les ha llevado.
Piensan en el servicio en la iglesia local, específicamente aquellas cosas que no todos corren para hacer.
Los que se ofrecen a cuidar a los chiquitos en la guardería para que puedas escuchar la enseñanza de la Palabra de Dios de forma enfocada.
La preparación de antemano para que puedas disfrutar y compartir la reunión, incluso cuando no puedes llegar y solo puedes ver la trasmisión.
La limpieza de la iglesia, especialmente los baños, o lavando platos después de alguna comida.
Esas áreas de servicio, y más, son de gran bendición a la vida de la iglesia.

2° Dieron Su Alabanza, 12:26-43.

Nehemías 12:27–29 (RVR60)
Para la dedicación del muro de Jerusalén, buscaron a los levitas de todos sus lugares para traerlos a Jerusalén, para hacer la dedicación y la fiesta con alabanzas y con cánticos, con címbalos, salterios y cítaras. Y fueron reunidos los hijos de los cantores, así de la región alrededor de Jerusalén como de las aldeas de los netofatitas; y de la casa de Gilgal, y de los campos de Geba y de Azmavet; porque los cantores se habían edificado aldeas alrededor de Jerusalén.
Su alabanza es precedido por la purificación, Neh. 12:30
Nehemiah 12:30 RVR60
Y se purificaron los sacerdotes y los levitas; y purificaron al pueblo, y las puertas, y el muro.
No hubo lugar para el pecado junto con la alabanza, tuvieron que purificarse.
Aunque en Cristo, somos puros ante Dios, no podemos por un momento alabar al Señor de corazón si estamos aferrándonos a nuestro pecado, Sal. 51:10
Psalm 51:10 RVR60
Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.
Su alabanza es basada en la obra de Dios, Neh. 12:31-43
Nehemías 12:31–43 (RVR60)
Hice luego subir a los príncipes de Judá sobre el muro, y puse dos coros grandes que fueron en procesión; el uno a la derecha, sobre el muro, hacia la puerta del Muladar. E iba tras de ellos Osaías con la mitad de los príncipes de Judá,y Azarías, Esdras, Mesulam, Judá y Benjamín, Semaías y Jeremías. Y de los hijos de los sacerdotes iban con trompetas Zacarías hijo de Jonatán, hijo de Semaías, hijo de Matanías, hijo de Micaías, hijo de Zacur, hijo de Asaf; y sus hermanos Semaías, Azarael, Milalai, Gilalai, Maai, Natanael, Judá y Hanani, con los instrumentos musicales de David varón de Dios; y el escriba Esdras delante de ellos.
Y a la puerta de la Fuente, en frente de ellos, subieron por las gradas de la ciudad de David, por la subida del muro, desde la casa de David hasta la puerta de las Aguas, al oriente. El segundo coro iba del lado opuesto, y yo en pos de él, con la mitad del pueblo sobre el muro, desde la torre de los Hornos hasta el muro ancho; y desde la puerta de Efraín hasta la puerta Vieja y a la puerta del Pescado, y la torre de Hananeel, y la torre de Hamea, hasta la puerta de las Ovejas; y se detuvieron en la puerta de la Cárcel.
Llegaron luego los dos coros a la casa de Dios; y yo, y la mitad de los oficiales conmigo, y los sacerdotes Eliacim, Maaseías, Miniamín, Micaías, Elioenai, Zacarías y Hananías, con trompetas; y Maasías, Semaías, Eleazar, Uzi, Johanán, Malquías, Elam y Ezer. Y los cantores cantaban en alta voz, e Izrahías era el director. Y sacrificaron aquel día numerosas víctimas, y se regocijaron, porque Dios los había recreado con grande contentamiento; se alegraron también las mujeres y los niños; y el alborozo de Jerusalén fue oído desde lejos.
Al completar la obra de la edificación, el muro terminado pudo aguantar a los principales del pueblo y dos coros, incluyendo los músicos, en una marcha alrededor de la ciudad SOBRE EL MURO!
Este es el mismo muro que Tobías, un adversario de Israel, burlaba con desprecio al principio, Neh. 4:3.
Nehemiah 4:3 RVR60
Y estaba junto a él Tobías amonita, el cual dijo: Lo que ellos edifican del muro de piedra, si subiere una zorra lo derribará.
Su motivo de tanta alegría fue el gozo en la obra del Señor- “Dios los había recreado con grande contentamiento”, vs: 43.
Cuando nos alegramos en el Señor, Él nos da Su gozo.
Su alabanza fue de testimonio a los de afuera de lo que Dios había hecho, — “el alborozo… fue oído desde lejos”, vs:43; Sal. 126:1-3.
Psalm 126:1–3 RVR60
Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que sueñan. Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos. Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.
Nuestra alabanza reconoce la gracia, fidelidad, y la obra del Señor, Sal. 138:2; 139:14.
Salmo 138:2; 139:14 (RVR60)
Me postraré hacia tu santo templo, Y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad; Porque has engrandecido tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas… Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.
Nuestra alabanza a Dios es una ofrenda a Él, Heb. 13:15.
Hebrews 13:15 RVR60
Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.
Nuestra alabanza es un resultado de estar animando los unos a otros en el Señor, Ef. 5:19.
Ephesians 5:19 RVR60
hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;
Ilustración: Dieron su alabanza. La alabanza es como una llave de luz. Si no pasa corriente, o no está conectado apropiadamente con la fuente principal de corriente, o algo está impidiendo que la llave funcione correctamente. Pero al estar en buen funcionamiento todo, y conectado a la corriente, la llave de luz permite pasar la corriente enseguida hay luz que es de bendición a todos alrededor.
Aplicación: Dieron su alabanza.
La alabanza no siempre tiene que ser canto, puede ser hablado también. Sin embrago, la Palabra de Dios nos enseña que debemos alabarlo con una variedad de cantos. No dice que tiene que sonar bien, sólo dirigirlo al Señor de todo corazón.
Algunos no alaban porque no se dan cuenta de todo lo que Dios ha hecho en su vida. Toma un momento de considerar la inmensa gracia que Dios ha demostrado en tu vida, busca una canción que refleja eso en tu vida, y de corazón agradece.
Algunos no alaban porque hay pecado en su vida que no han confesado o no quieren dejar. Toma un momento para evaluar tu corazón, lamentar y confesar tu pecado ante Dios, y de corazón agradece.
Algunos no alaban porque no tienen esa conexión con el Señor. Hoy tienes esa oportunidad de corregir eso, reconciliarte con el Dios Santo y poderoso. Confesar tu condición de pecador ante Él, Confiar plenamente en la obra completa de Cristo en la cruz en tu lugar, y aceptarlo por fe en tu vida como Salvador. Recién a ese punto podrás alabar a Dios de todo corazón como uno de Sus hijos.

3° Dieron de Sus Recursos, 12:44-47.

Nehemías 12:44–47 (RVR60)
En aquel día fueron puestos varones sobre las cámaras de los tesoros, de las ofrendas, de las primicias y de los diezmos, para recoger en ellas, de los ejidos de las ciudades, las porciones legales para los sacerdotes y levitas; porque era grande el gozo de Judá con respecto a los sacerdotes y levitas que servían. Y habían cumplido el servicio de su Dios, y el servicio de la expiación, como también los cantores y los porteros, conforme al estatuto de David y de Salomón su hijo.
Porque desde el tiempo de David y de Asaf, ya de antiguo, había un director de cantores para los cánticos y alabanzas y acción de gracias a Dios. Y todo Israel en días de Zorobabel y en días de Nehemías daba alimentos a los cantores y a los porteros, cada cosa en su día; consagraban asimismo sus porciones a los levitas, y los levitas consagraban parte a los hijos de Aarón.
Dieron de sus recursos de forma organizada.
Incorporaron un sistema de colección para los que servían en el templo.
Dieron de sus recursos como resultado de su gozo.
“porque era grande el gozo de Judá con respecto a los sacerdotes y levitas que servían”, vs: 44.
Tuvieron gozo que ahora podían proveer para los que trabajaban en el templo y asistían en la adoración del pueblo.
Fue algo que el rey David había instituido en la adoración de Israel, alguien dedicado tiempo completo en guiar al pueblo a alabar a Dios en su adoración, vs: 46.
Dieron de sus recursos como adoración a Dios.
Reconocieron que su adoración a su Dios en su templo debía ser su responsabilidad y cumplieron con su inversión.
Su inversión señalaba lo céntrico en su vida.
Jesús lo dijo, Mat. 6:21.
Matthew 6:21 RVR60
Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Dieron de sus recursos en la inseguridad económica.
Todo esto ocurrió dentro de un pueblo que no estaban prosperando económicamente (Neh. 5). Era un tiempo de crisis política y económica. Aún así, estaban dando sacrificialmente de sus recursos para la obra del Señor.
Nos recuerda de las iglesias en Macedonia que Pablo menciona como ejemplo en 2 Cor. 8:1-5.
2 Corinthians 8:1–5 RVR60
Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios;
Ilustración: Dieron sus recursos. Cada uno tenemos conocidos que se gastan dinero en diferentes pasatiempos que realmente les apasiona. Eso muestra lo céntrico en su vida, lo que a ellos es valioso y precioso. Piensa en lo que gasta tu dinero aparte del sustento y abrigo. ¿Que muestra que es precioso en tu vida? ¿Inviertes en la obra del Señor al mismo nivel?
Aplicación: Dieron sus recursos.
Ciertamente hay iglesias siempre pidiendo dinero, y el pastor siempre buscando alguna ganancia más, sin embargo ustedes saben que aquí eso no es cierto.
Hablamos del dinero cuando el texto habla del dinero. Buscamos ser administradores cuidados y dadores generosos (¡Si, se puede hacer!). En nuestra situación en particular, yo personalmente no recibo ninguna compensación de la iglesia, ni sé cuanto da cada uno. Eso me permite hablar de esto desde un punto neutro.
Por la gracia de Dios por medio de la fidelidad de las familias aquí, podemos apoyar a 8 diferentes familias misioneras, cubrimos nuestros gastos regulares, y alcanzamos aún a ahorrar algo para otros imprevistos o proyectos de la iglesia. Estamos al punto de comenzar a trabajar hacia un sustento pastoral, que la iglesia se ocupe de cuidar a aquellos quienes se dedican a cuidarlos y guiarlos.
Es un punto de gran gozo que una iglesia pueda poner en práctica la instrucción de Pablo a Timoteo en 1 Tim. 5:17-18.
1 Timothy 5:17–18 RVR60
Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.
Estamos anhelando poder cumplir ese paso importante en la vida de nuestra iglesia aquí. Dicho eso, no se van a querer perder de la próxima reunión administrativa.....
Conclusión:
Cada uno puede servir a Dios al entregarle al Señor las áreas:
Sí mismos
Sus alabanzas
Sus recursos
Una vez que le has dicho “sí” al Señor al entregarle tu vida, lo demás ya está respondido.
Related Media
See more
Related Sermons
See more