Don del Espíritu Santo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 27 views

En el AT el don del Espíritu Santo fue restringido a algunas personas para determinadas tareas, pero el día de Pentecostés y en ocasiones posteriores, el Espíritu Santo es dado a todos los creyentes.

Notes
Transcript

El don del Espíritu Santo en el AT

El Espíritu es dado a los individuos para tareas específicas

1 Sm 10:6 a Saúl, para su reinado; Éx 31:2–5 a Bezalel, para la creación de obras de arte

El don del Espíritu puede ser retirado

1 Sm 16:14; Sal 51:11
Ver también Jue 16:20; 1 Re 22:24

El don del Espíritu Santo es preanunciado

Es prometido por Juan el Bautista

Mateo 3:11 NTV
»Yo bautizo con agua a los que se arrepienten de sus pecados y vuelven a Dios, pero pronto viene alguien que es superior a mí, tan superior que ni siquiera soy digno de ser su esclavo y llevarle las sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.

Es prometido por Jesucristo

Lc 24:49; Jn 7:37–39; Jn 14:16; Jn 14:26; Jn 15:26; Jn 16:7; Hch 1:4–5; Hch 1:8; Hch 11:16

El don del Espíritu Santo antes de Pentecostés

Personas llenas del Espíritu

Lucas 1:15 NTV
porque él será grande a los ojos del Señor. No deberá beber vino ni ninguna bebida alcohólica y será lleno del Espíritu Santo aun antes de nacer.
Ver también Lc 1:41; Lc 1:67; Lc 2:25–27

Jesucristo recibe el Espíritu

Mateo 3:16 NTV
Después del bautismo, mientras Jesús salía del agua, los cielos se abrieron y vio al Espíritu de Dios que descendía sobre él como una paloma.

Jesucristo manda a sus discípulos recibir el Espíritu Santo

Ver también

Juan 20:22 NTV
Entonces sopló sobre ellos y les dijo: «Reciban al Espíritu Santo.

El don del Espíritu Santo en Pentecostés y después

en Pentecostés

Hechos de los Apóstoles 2:2–4 NTV
De repente, se oyó un ruido desde el cielo parecido al estruendo de un viento fuerte e impetuoso que llenó la casa donde estaban sentados. Luego, algo parecido a unas llamas o lenguas de fuego aparecieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Y todos los presentes fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otros idiomas, conforme el Espíritu Santo les daba esa capacidad.
Ver también Hch 2:33

El Espíritu fue dado en ocasiones posteriores

Hechos de los Apóstoles 10:44 NTV
Mientras Pedro aún estaba diciendo estas cosas, el Espíritu Santo descendió sobre todos los que escuchaban el mensaje.
Ver también Hch 8:15–17; Hch 9:17; Hch 19:6; Gl 3:5; He 2:4

El don del Espíritu es para todos los creyentes

Hechos de los Apóstoles 2:38–39 NTV
Pedro contestó: —Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo. Esta promesa es para ustedes, para sus hijos e incluso para los gentiles, es decir, para todos los que han sido llamados por el Señor nuestro Dios.
Ver también Hch 2:17; Hch 5:32; Hch 10:45; Hch 11:17; Hch 15:8; Ro 8:9; Gl 3:14; 1 Tes 4:8; He 2:4

La buena voluntad de Dios para dar el Espíritu

Lucas 11:13 NTV
Así que si ustedes, gente pecadora, saben dar buenos regalos a sus hijos, cuánto más su Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes lo pidan».
Ver también Jn 3:34

Los propósitos de Dios requieren el don del Espíritu Santo

Para dar testimonio de la aceptación de Dios

Hechos de los Apóstoles 15:8 NTV
Dios conoce el corazón humano y él confirmó que acepta a los gentiles al darles el Espíritu Santo, tal como lo hizo con nosotros.
Ver también Hch 10:47; Hch 11:17; 1 Jn 3:24; 1 Jn 4:13

Para convencer al mundo de pecado

Jn 16:7–8; Hch 2:37

Para ofrecer los dones espirituales

Hch 2:4; Hch 10:45–46; Hch 19:6; 1 Co 12:4–11

Para trabajar milagros, señales y prodigios

Ro 15:18–19; Gl 3:5; He 2:4

Para dar libertad de predicar y testificar

Hechos de los Apóstoles 1:8 NTV
pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.
Ver también Hch 4:31; Hch 5:32

Para cultivar el fruto del Espíritu

Romanos 14:17 NTV
Pues el reino de Dios no se trata de lo que comemos o bebemos, sino de llevar una vida de bondad, paz y alegría en el Espíritu Santo.
Ver también Ro 5:5; Ro 15:13; Gl 5:16

Para santificar a los creyentes

2 Tes 2:13; 1 P 1:2
Related Media
See more
Related Sermons
See more