Llamados para llenar la Casa - 2023: El Año de la casa llena

Conferencia de Líderes  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 44 views
Notes
Transcript
Handout

Llamados para llenar la Casa

Este es el año de la casa llena, en la parábola de la Gran Cena en Lucas 14:15-24 nos habla de un Rey que envió a sus siervos diciendo: vengan porque todo está listo. Este siervo hoy somos cada uno de nosotros, que por medio de la predicación del Evangelio y por el obrar del Espíritu Santo hacemos la obra de Dios al cual fuimos llamados.
Yo quiero hoy hablar acerca del llamamiento de tu llamado y de tu envío!

1. Llamados por Dios

Cuando leemos las escrituras nos damos cuenta de que Dios es un Dios que llama.
Dios llamó a Adán, llamó a Noé, llamó a Abraham,Isaac, Jacob, llamó Moisés, llamó a Su Pueblo Israel, llamó a Josué. Dios llamó a los profetas, llamó a Samuel con voz audible, llamó a Isaias, llamó a Jeremias, Ezequiel, Daniel, Oseias, Joel y amós y tantos otros. Dios viene a la tierra, Jesús el Hijo de Dios, llama sus discípulos, (listar cada uno), todo para que se cumpla el llamamiento universal de Dios.
Por la gracia tu fuiste también llamado por Dios.

a) Llamados al arrepentimiento

Lucas 5:32 “No he venido a llamar a justos sino a pecadores para que se arrepientan.”
Así como Dios sacó Abraham de su pueblo, sacó a Israel del Egipto y lo llevó hacia la tierra prometida, Dios te llamó de las tinieblas a su luz admirable, e ese aspecto, todo fuimos llamados.
En Hechos 2:38 vemos Pedro predicando a la multitud diciendo:
Hechos 2:38-39 “—Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados—les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo. En efecto, la promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los extranjeros, es decir, para todos aquellos a quienes el Señor nuestro Dios quiera llamar.
¿Cuantos aquí están seguros que fueron llamados por Dios?
Entonces es el primer aspecto de tu llamado, pero no es el único, entendiste que el Señor de llamó y te salvó, ¿pero para qué?

b) Llamados al Servicio

Estamos aquí en una Conferencia de Líderes, y aquí necesito que salga entendiendo algo.
Fuiste llamado por el Rey de Reyes, Señor de Señores para servir en Su obra en esa tierra. Nosotros no tenemos otro propósito fuera de eso.
Cualquier proyecto, sueño, deseo tuyo que no esté relacionado con la obra de Dios en esa tierra, con el cumplimiento del servicio al Rey de Reyes debe ser eliminado.
1 Pedro 2:9 “Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.”
Fuimos llamados para proclamar la obra de Dios, para anunciar el mensaje del Evangelio, para vivir haciendo la voluntad de Dios.
Entiendo algo, Dios no es el genio de la lampara, Dios no te creó y te llamó para realizar sus sueños terrenales y satisfacer sus deseos carnales y materiales.
El es el Rey, no es tu voluntad que debe ser hecha, sino que la del Rey, la voluntad del Padre, Jesús mismo dijo: Padre, que sea hecha Su voluntad, ni Jesús vivió para hacer su propia voluntad, pero nosotros queremos vivir, no solo haciendo nuestra propia voluntad, sino que peor, queremos que Dios haga nuestra propria voluntad.
Si hasta hoy serviste al Señor con ese corazón, de que Dios tiene que darte algo a cambio de tu servicio, que Dios está obligado a bendecirte para que seas feliz, arrepiéntase.
Dios te llamó para que usted haga Su soberana voluntad.
En 1 Corintios 7:22 “Porque el que era esclavo cuando el Señor lo llamó es un liberto del Señor; del mismo modo, el que era libre cuando fue llamado es un esclavo de Cristo.”
Las bendiciones las recibimos simplemente porque estamos en Cristo y todo es por de Él y para Él y a Él toda honra y toda gloria porque Él es bueno y porque su fidelidad dura para siempre.
Una compresión más profunda del llamamiento es entender que somos esclavo de Cristo, llamados al cumplimiento de una misión.
Déjame decirte algo, si fueras una persona del mundo estarías hoy celebrando el carnaval, alimentando y saciando su carne, pero tu no eres del mundo, tu tampoco eres una persona común y ordinaria, porque los comunes y ordinarios están descansando y disfrutando del feriado, tu eres enviado de Dios, ¡tu fuiste separado, justificado y comisionado!
Fuiste llamado a deshacer las obras del diablo, fuiste elegido para participar de la obra Cristo y arrebatar de las tinieblas las vidas que Satanás tiene aprisionadas.

2. Enviados por Cristo

Así como Dios llama, Dios también envía. Dios llamó a Abraham y lo envió a un tierra extraña. Quizás algunos llegaron a Argentina pensando que vinieron aquí con el único propósito de estudiar, pero a cada día se dan cuenta, que en realidad son esclavos de Cristo, son soldados del Señor de los ejércitos y que fueron enviados a ese país, no para hacer su propria voluntad, sino para cumplir con la misión que el Rey les ha encomendado. ¡Aleluyas!
Yo no encuentro en la Biblia Dios enviando a alguien hacer una facultad, Dios enviando personas las naciones, provincias y ciudades. Moisés fue entrenado en Egipto solo porque después seria usado por Dios para librar el pueblo de la esclavitud de Egipto.
El mismo Jesús dijo en Mateo 28:18-20 “Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”

Reunió a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus malignos.

Jesús nos llama, nos transforma y nos envía. Entiendas: ¡Estas en una misión! Estamos en guerra, una guerra que ya sabemos el resultado final y por eso luchamos en el descanso. Sabiendo que nuestro Dios mismo es que pelea nuestras batallas, pero aún así es también nuestra guerra, porque somos iglesia del Señor, somo cuerpo de Cristo.
Jesús cuando empezó a predicar dijo: El reino de los cielos está cerca, y hoy sabemos que el reino de los cielos ya llegó y es la iglesia de Cristo en la tierra.
Existe una lucha siendo trabada, es el reino de las tinieblas vs el reino de los cielos.
Si estas aquí en este día es porque fuiste enviado, estas e una misión, y vengo decirte de parte de Dios que no fallarás, no temas, sé fuerte y valiente porque el Señor está contigo. El Señor eso dijo eso a Josué, porque ellos necesitaban saber que estaban siendo enviados a conquistar solos, sino que Dios iba con ellos.
Jesús ahora en quien dice: Mateo 28:19-20 “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”

3. La autoridad y el poder para Llenar la Casa

Nuestro propósito es llenar la casa, este es el año de la Casa Llena y quiero profetizar que será un año donde muchas vidas serán arrebatadas del infierno, eso solo en posible por medio de la predicación del evangelio. El evangelio es poder de Dios para salvación.
El evangelio es poder de Dios, la obra de Dios solo se hace con poder!
1 Tesalonicenses 1:4–5 “Hermanos amados de Dios, sabemos que él los ha escogido, porque nuestro evangelio les llegó no sólo con palabras sino también con poder, es decir, con el Espíritu Santo y con profunda convicción.”
Hoy vamos liberar poder de Dios, unción, fuego para que cumplas tu llamamiento.
Prepárate porque el Señor de llamó, te salvó, te envió y también te dió autoridad y poder.
¿Usted cree que eres enviado de Dios? ¿Que Dios te trajo a ese país, a esa universidad, que te puso en ese trabajo que te dio esa familia? ¿que te puso en esa célula? ¿en este barrio?
Entonces prepárate para ejercer la autoridad de Cristo que está sobre su vida, vas expulsar demonios, sanar enfermos y arrebatar del invierno las vidas que satanás tiene aprisionada.
Póngase de pié y vamos orar!
Related Media
See more
Related Sermons
See more