Una advertencia contra la Idolatría

EXODO  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented
0 ratings
· 187 views

Lecciones de la caída de Israel en el Sinaí

Notes
Transcript

Introducción:

Hoy continuamos con nuestra serie expositiva en el libro de Éxodo, y nos corresponde estudiar una sección que interrumpe abruptamente la trama que hemos estado considerando por varios meses.
Éxodo narra la historia de la redención de Israel por parte de Dios, hemos visto desde su liberación de Egipto hasta su llegada al Monte Sinaí, donde celebraron su primer servicio público de adoración en el desierto. Dios les habla, les proclama su ley moral y su ley casuística, y establece su pacto con ellos. La adoración culmina con holocaustos, ofrendas de paz y una comida sacramental delante de Jehová.
Dios desea que todo lo que ha sucedido en el Monte Sinaí sea recordado por Israel en sus generaciones. Por lo tanto, llama a Moisés para que suba al monte, donde recibe instrucciones para levantar un tabernáculo en el desierto. Leímos sobre estas instrucciones en los capítulos del 25 al 31. Este tabernáculo sería la morada temporal de Dios en medio de su pueblo, donde Israel podría adorar a Jehová en la hermosura de la santidad. Del capítulo 35 al 40, Moisés levanta el tabernáculo siguiendo todas las instrucciones de Dios. Dios llena de gloria esa tienda, e Israel adora al Señor.
Sin embargo, esta gloriosa historia de cómo Dios condesciende para habitar en medio de su pueblo y bendecirlos con su presencia se interrumpe abruptamente con un acto de idolatría vergonzoso antes de que Moisés descienda del monte con las instrucciones de Dios y las tablas de la ley.
Éxodo 32:1–6 NBLA
Cuando el pueblo vio que Moisés tardaba en bajar del monte, la gente se congregó alrededor de Aarón, y le dijeron: «Levántate, haznos un dios que vaya delante de nosotros. En cuanto a este Moisés, el hombre que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido». Y Aarón les respondió: «Quiten los pendientes de oro de las orejas de sus mujeres, de sus hijos y de sus hijas, y tráiganmelos». Entonces todo el pueblo se quitó los pendientes de oro que tenían en las orejas y los llevaron a Aarón. Él los tomó de sus manos y les dio forma con buril, e hizo de ellos un becerro de fundición. Y ellos dijeron: «Este es tu dios, Israel, que te ha sacado de la tierra de Egipto» Cuando Aarón vio esto, edificó un altar delante del becerro. Y Aarón hizo una proclama y dijo: «Mañana será fiesta para el Señor». Al día siguiente se levantaron temprano y ofrecieron holocaustos y trajeron ofrendas de paz. El pueblo se sentó a comer y a beber, y se levantó a regocijarse.
Dios quiso que este registro quedara justo aquí para darnos una advertencia contra la idolatría. El apóstol Pablo escribió:
1 Corintios 10:1–13 (NBLA)
Porque no quiero que ignoren, hermanos, que todos nuestros padres estuvieron bajo la nube y todos pasaron por el mar. En Moisés todos fueron bautizados en la nube y en el mar. Todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de una roca espiritual que los seguía. La roca era Cristo. Sin embargo, Dios no se agradó de la mayor parte de ellos, y por eso quedaron tendidos en el desierto. Estas cosas sucedieron como ejemplo para nosotros, a fin de que no codiciemos lo malo, como ellos lo codiciaron. No sean, pues, idólatras, como fueron algunos de ellos, según está escrito: «El pueblo se sentó a comer y a beber, y se levantó a jugar»..... Estas cosas les sucedieron como ejemplo, y fueron escritas como enseñanza para nosotros, para quienes ha llegado el fin de los siglos. Por tanto, el que cree que está firme, tenga cuidado, no sea que caiga. No les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres. Fiel es Dios, que no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que pueden soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que puedan resistirla.
La idolatría es una tentación común a todos los hombres desde la caída de Adán. Personas muy comprometidas a servir a Dios pueden caer en ella.... recordemos que Israel días antes dijo:
Éxodo 24:7 NBLA
Luego tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, y ellos dijeron: «Todo lo que el Señor ha dicho haremos y obedeceremos».
Pero aquí sucumbieron a la tentación y Dios los pone como ejemplo para que nosotros consideremos cuan terrible es este pecado y busquemos una vía de escape y aprendamos a resistirla.
La tentación de la idolatría es una realidad en cada uno de nosotros, Calvino afirmo con razón: “que el corazón del hombre es una fabrica de ídolos”, es importante reconocer esta debilidad en nosotros para poder resistirla.
John Owen dijo: "El primer paso en la restauración de nuestra alma es el conocimiento del pecado". Solo al reconocer la tentación de la idolatría podemos tomar medidas para evitar caer en ella.
Como cristianos, debemos estar conscientes de que la idolatría no es solo una práctica de adoración a falsos dioses, sino que también puede manifestarse en la forma en que tratamos nuestras posesiones, nuestra imagen, nuestras relaciones, e incluso en la manera en que buscamos nuestra propia satisfacción y placer. La idolatría esta arraigada al corazón.
El reconocimiento de la tentación de la idolatría es una señal de humildad y dependencia de Dios. Al reconocer que estamos propensos a la tentación de la idolatría, somos conscientes de nuestra debilidad y de nuestra necesidad de la gracia y el poder de Dios para resistirla.
La historia de la infidelidad de Israel en Éxodo 32 nos enseña que la tentación de adorar otros dioses sigue siendo una amenaza para el pueblo de Dios hoy en día.
Pero hoy veremos como en este texto, Dios en su gracia y sabiduría, nos ha provisto una vía de escape para vencer la tentación a la idolatría: a través de una paciente perseverancia, manteniendo nuestra mirada en Cristo y siendo fieles al pacto.
A medida que reflexionamos en esta sección de la Escritura, seremos exhortados a mantenernos firmes en la fe y a no apartar nuestros ojos del mediador que Dios ha provisto, Cristo Jesús. La historia de la infidelidad de Israel, nos recordará hoy la importancia de permanecer fieles al pacto y de no dar cabida a la idolatría en nuestras vidas.
Veamos en primer lugar como nuestro texto nos enseña Dios nos ha dado una vía de escape para vencer la idolatría:

1. a travez de una paciente perseverancia

Moises había tardado en descender del Sinaí, y los hijos de Israel estaban impacientes, ellos no querían seguir esperando más, piensan que el mediador que los sacó de la tierra de Egipto los abandonó… para ellos su futuro era incierto. De manera que quieren a otro mediador. Desean dioses que vayan delante de Ellos, pero dioses hechos por Aron, consideraban que unos ídolos eran mejores que Moisés con sus reglas para la adoración, no querían esperar estas reglas, decidieron adorar a su manera.
De manera que le exigen a Aron que fabrique dioses para ellos / se congregaron es algo amenazante en hebreo. Ellos desean ver algo en que poner su esperanza y lo querían ya.
Hasta este momento Dios no les había dicho cuando los sacaría del desierto. Solo sabían que Dios estaba con ellos en la nube y en la columna de fuego, sabían que Dios no les dejaría morir de hambre, tenían agua y comida en abundancia y sabían que Dios les defendería de sus enemigos, pero cuando entrarían en la tierra de la promesa para poseerla, no lo sabían, debían esperar en Dios, debían descansar en su providencia.
Ellos estaban justo donde Dios quería que estuvieran en ese momento. Necesitaban ser pacientes en la fe, necesitaban esperar el momento indicado para seguir adelante, necesitaba esperar pacientes a que Moises descendiera del monte con las instrucciones para adorar a Dios y continuar su peregrinaje a la tierra de la promesa.
Ellos tenían razones suficientes para confiar en la providencia de Dios, eran un pueblo muy bendecido por gracia. Podían tener seguridad y podían perseverar en la fe, Dios estaba con ellos, aunque no vieran al mediador y aunque no estaban viendo una imagen.
Pero ellos querían vivir por vista y no por fe, su impaciencia no les permitió perseverar en la fe. Decidieron que no podían esperar más, así que trataron despectivamente a Moises “a este Moises.... no sabemos lo que le paso” menospreciaron a Dios al menospreciar a su siervo.
Querían otros mediador, otro dios a quien adorar que los saque del desierto. “·Como si existiera otro Dios”
En el capitulo anterior, vimos que todo estaba marchando conforme al plan de Dios. Moisés estaba donde tenía que estar, recibiendo las instrucciones de Dios para construir el tabernáculo durante 4o días, Moises estaba ya por descender, ellos trabajarían en la construcción de la casa de Dios, la gloria de Jehová descendería para morar con su pueblo y luego ellos avanzarían a la tierra de la promesa.
Dios no los había abandonado; Moisés no los había dejado, él estaba ocupado preparándose para su salvación. Pero en lugar de esperar en Dios y en lugar de confiar en el mediador escogido por Dios, decidieron hacerse cargo ellos de su destino, escogieron hacerse dioses para confiar en que ellos les guiarían a su destino.
Esta escena nos enseña como abandonamos a Dios y nos volvemos a los ídolos, cuando dejamos de perseverar en la fe, cuando dejamos de confiar en que Dios sabe lo que esta haciendo en nuestra vida y tratamos de resolverlo todo por nosotros mismos en lugar de esperar que Dios obre según su plan y a su tiempo.
Nos ponemos ansiosos y en lugar de cederle a Dios el control de las circunstancias y esperar que él actúe, decidimos tomar la sartén por el mango.
Tal vez no nos hagamos dioses que podamos ver, pero acudimos a mediadores y salvadores anejándonos de Dios. Ponemos nuestra confianza en otras cosas.
Cuantas veces te has puesto ansioso y quieres un cambio de circunstancias YA.... y en lugar de confiar en la providencia de Dios, que nos tiene justo donde quiere que estemos, nos ponemos ansiosos y decidimos obrar en contra de su voluntad, confiando en cosas, gente o en nuestra propia fortaleza para salir de un desierto.
Aquí esta la primera cosa que nos enseña el texto para resistir la tentación.... necesitamos seguir confiando en Dios, en su bondad y amor, esperando su tiempo.
Al igual que Israel, nosotros estamos estamos entre el bautismo y la tierra prometida..... Nuestro mediador esta preparando morada para nosotros en gloria, un día descenderá y todo acabara.... mientras esperamos, Dios nos ha dado su palabra y el poder de su Espíritu para ayudarnos a esperar él con paciente perseverancia.....
Santiago 5:7–8 NBLA
Por tanto, hermanos, sean pacientes hasta la venida del Señor. Miren cómo el labrador espera el fruto precioso de la tierra, siendo paciente en ello hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía. Sean también ustedes pacientes. Fortalezcan sus corazones, porque la venida del Señor está cerca.
Hebreos 6:12 NBLA
a fin de que no sean perezosos, sino imitadores de los que mediante la fe y la paciencia heredan las promesas.
Romanos 2:7 NBLA
a los que por la perseverancia en hacer el bien buscan gloria, honor e inmortalidad: vida eterna;
La impaciencia es enemigo de tu fe.
Amados, Dios nos ha dado una vía de escape para vencer la idolatría a travez de una paciente perseverancia

2. manteniendo nuestra mirada en Cristo

La impaciencia de Israel, desvío su mirada de Dios y de su ungido. Ellos decidieron menospreciar a Moisés, un hombre que los amaba, mas adelante en el texto veremos como él esta dispuesto a ofrecer su vida por la de ellos para que Dios les muestre misericordia y no derrame su ira por causa de su idolatría. El Espíritu de Cristo había estado trabajando en el corazón e Moisés, de manera que él sea una sombra del amor y la mediación e intersección de Cristo por su pueblo.
Moisés estaba de su lado, estaba con el ángel de Jehová en el Sinaí intercediendo por ellos, recibiendo palabras de vida para ellos, pero ellos lo rechazan y en sus corazones escogen regresar a Egipto y adorar sus ídolos....
Hechos de los Apóstoles 7:38–43 (NBLA)
»Este es el que estaba en la congregación en el desierto junto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y el que recibió palabras de vida para transmitirlas a ustedes, al cual nuestros padres no quisieron obedecer, sino que lo repudiaron, y en sus corazones desearon regresar a Egipto, diciendo a Aarón: “Haznos dioses que vayan delante de nosotros, porque a este Moisés que nos saco de la tierra de Egipto, no sabemos lo que le haya pasado”. »En aquellos días hicieron un becerro y ofrecieron sacrificio al ídolo, y se regocijaban en las obras de sus manos. »Pero Dios se apartó de ellos y los entregó para que sirvieran al ejército del cielo, como está escrito en el libro de los profetas: “¿Acaso fue a Mí a quien ofrecieron victimas y sacrificios en el desierto por cuarenta años, casa de Israel?....
Al ver la amenazante demanda de ellos, Aaron en lugar de reprenderlos con firmeza, busca la forma de hacerles desistir con una demanda plausible, para preservar su integridad fisica.
Éxodo 32:2 NBLA
Y Aarón les respondió: «Quiten los pendientes de oro de las orejas de sus mujeres, de sus hijos y de sus hijas, y tráiganmelos».
Difícilmente las mujeres y sus hijas se despojarían de sus joyas. A la gente le cuesta regalar sus cosas. Pero para asombro nuestro el pueblo se quito los pendientes de oro, se despojo de todo y le entregaron esto a Aaron. Una vez que los hombres apartan su mirada de Dios, se hacen supersticiosos y son capaces de sacrificarlo todo por nada.
Aaron ahora cede por completo a las demandas del pueblo y les hace un becerro de oro - dejo se servir a Dios, para ser un siervo de los deseos de los hombres.
Ellos dijeron: «Este es tu dios, Israel, que te ha sacado de la tierra de Egipto» Ahora le atribuyen a un ídolo una obra de Dios. Tienen su propio mediador y se animan unos a otros a poner la confianza en él.
RC Sproul comenta: “El becerro no dio ninguna ley y no exigió obediencia. No tenía ira ni justicia ni santidad que temer. Era sordo, mudo e impotente. Pero al menos no podía entrometerse en su diversión y llamarlos a juicio. Esta era una religión diseñada por hombres, practicada por hombres y finalmente inútil para los hombres.”
El pueblo decidió olvidar a Dios y sus asombrosas obras, para poner su confianza en un ídolo muerto e impotente. Se apartaron del mediador que Dios estableció para hacerse un mediador a su imagen. Esta es la locura de la idolatría.
Para resistir la tentación, este texto nos llama a no apartar nuestra mirada de Dios y su ungido:
Hebreos 12:1–2 NBLA
Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.
Podemos correr con paciencia, si ponemos en Cristo nuestros, solo él es el mediador entre Dios y los hombres…
Solo Dios es el autor de la salvación, solo Cristo es es quien nos hace perseverar y consumará su obra… Solo podemos esperar en el único Dios vivo y verdadero, que entrego a su hijo para redimirnos de nuestra maldad y darnos el gozo de la salvación.
Resistimos la idolatría siendo pacientes, perseverantes, con los ojos puestos en Cristo… y debemos animarnos unos a otros para hacer esto.... No cedamos ala presión de los idolatras, pero si al animo de los hermanos fieles:
Hebreos 10:23–25 NBLA
Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es Aquel que prometió. Consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca.
Dios nos ha dado una vía de escape para vencer la idolatría a travez de una paciente perseverancia, manteniendo nuestra mirada en Cristo y finalmente

3. siendo fieles al pacto

Una vez que Israel decidió dejar de confiar en Dios y adorar una imagen fabricada por manos humanas, quebrantaron el pacto que habían jurado guardar delante de Dios “Haremos lo que Dios ha dicho” esto en referencia a la ley que dice:
Éxodo 20:2–5 NBLA
«Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre. »No tendrás otros dioses delante de Mí. »No te harás ningún ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. »No los adorarás ni los servirás. Porque Yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
Ellos quebrantaron estos mandamientos. Adoraron a Dios como quisieron, tomaron su nombre en vano (llamado Señor a un becerro - esto es blasfemia) y Aaron queriendo de alguna manera mitigar el desenfreno de ellos, edifico un altar delante del becerro y proclamo: Mañana será fiesta para el Señor. Todos se levantaron temprano ofrecieron holocaustos, ofrendas de paz y comieron, imitando lo ocurrido en Sinaí cuando estaban delante de Jehová que los convocó, pero ahora estaban delante de un ídolo. De esta manera estaban profanando la comida sacramental que Dios les dio como provisión para su fe.
Aquí tenemos un sincretismo religioso, la mezcla del paganismo con la verdadera religión. La mezcla de lo que Dios ordeno, con un servicio voluntario que termino luego de la supuesta fiesta a Jehová en un regocijo carnaval “Juegos en honor a los dioses, como se hizo en Egipto” muchos de estos juegos dedicados al Dios de la fertilidad eran sensuales, inmorales.
La falsa adoración siempre resultará en una vida inmoral, los idolatras no pueden resistir seguir sus propios deseos. Pues no tienen un Dios vivo que demanda santidad, que decide como buscarle y que señala el camino para relacionarse con él.
Al no continuar firmes con la intención de obedecer al Señor y honrar su compromiso pactual, ellos también quebrantaron el 7 mandamiento “No adulteraras” es como si.... un hombre promete fidelidad y amor a su esposa y en la luna de miel sale a buscar otra mujer porque no le gusta como es su nueva esposa y le ofrece a su amante la argolla matrimonial que le dio su esposa como regalo - es una burla al pacto.
Esto es lo que Israel hizo. Dios se dio a conocer a ellos, ellos no vieron ninguna figura, Dios es Espíritu… Pero a ellos no les gusta como es Dios. Ellos le estaban rechazando, deshonrando.
Romanos 1:21–23 NBLA
Pues aunque conocían a Dios, no lo honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se volvieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.
Ellos pensaron que eran muy inteligentes al haber decidido cambiar a Dios y a su ungido por un Becero. Pero fueron necios.
Uno se pregunta: "¿Cómo pudieron actual tan neciamente?" Eso es exactamente lo que el Espíritu Santo quiere que digas, y luego que te mires. Hermano, considera la necedad de la idolatría y considera que tienes el mismo corazón y las mismas luchas, tenemos la tendencia a ser desleales.....
Debemos recordar por tanto, que Dios ve esto tan ofensivo, que mas adelante vemos como su mediador quiebra las tablas del pacto y Dios decide derramar su ira sobre el pueblo. Dios no puede ser burlado.
Hermanos, todos al ser bautizados o al hacer publica nuestra profesión de fe, hicimos un voto que Dios se toma enserio, un voto motivado por la gracia que Dios nos ha mostrado, un voto en virtud de las misericordias que Dios nos ha mostrado en Cristo.... Hermanos, roguemos a Dios que nos ayude a mantenernos fieles en nuestro compromiso
Eclesiastés 5:4 NBLA
Cuando haces un voto a Dios, no tardes en cumplirlo, porque Él no se deleita en los necios. El voto que haces, cúmplelo.
Recordemos que Dios esta airado contra el pecador, Mateo 10.28 “»No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien teman a Aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno.” No temamos a los hombres como lo hizo Aaron. Que la ira de Dios nos haga reflexionar antes de ceder a la tentaci´n de la idoaltría.
Recordemos que Dios tiene un amor infinito por su pueblo que viene a él arrepentido Salmo 106:6-7 “Nosotros hemos pecado como nuestros padres, Hemos hecho iniquidad, nos hemos conducido impíamente. Nuestros padres en Egipto no entendieron Tus maravillas; No se acordaron de Tu infinito amor, Sino que se rebelaron junto al mar, en el Mar Rojo.” Salmo 106:13-15,19 “Hicieron un becerro en Horeb, Y adoraron una imagen de fundición;” “Pero pronto se olvidaron de Sus obras; No esperaron Su consejo. Tuvieron apetitos desenfrenados en el desierto, Y tentaron a Dios en las soledades. Él les concedió lo que pedían, Pero envió una plaga mortal sobre ellos.” Salmo 106:19-22 “Hicieron un becerro en Horeb, Y adoraron una imagen de fundición; Cambiaron su gloria Por la imagen de un buey que come hierba. Se olvidaron de Dios su Salvador, Que había hecho grandes cosas en Egipto, Maravillas en la tierra de Cam, Y cosas asombrosas en el Mar Rojo.”
Qué rápido olvidamos. Nos olvidamos que Dios nos dio la vida en este mundo. Olvidamos que él es la fuente de todos nuestros dones y el origen de todas nuestras bendiciones. Olvidamos que envió a su propio Hijo a morir por nuestros pecados. Nos olvidamos que ha puesto su Espíritu en nuestros corazones como garantía de vida eterna. Y cuando olvidamos, volvemos a las mismas viejas idolatrías: dinero, sexo y poder. Pero estas deidades no harán nada más por nosotros de lo que el becerro de oro hizo por Israel. Son dioses que no pueden salvar.
Nos hemos olvidado de la bondad de Dios. Y entonces actuamos deslealmente para con Dios quebrantando su pacto.
Ser desleales al pacto, nos lleva por el camino de la idolatría y finalmente a la apostasía.
Apocalipsis 2:10 NBLA
’No temas lo que estás por sufrir. Yo te digo que el diablo echará a algunos de ustedes en la cárcel para que sean probados, y tendrán tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida.

Conclusión

En conclusión, la tentación a la idolatría es una lucha constante para muchos cristianos, pero podemos tener la confianza de que Dios nos ha dado una vía de escape para vencerla. Recordemos la exhortación de Juan:
1 Juan 5:21 NBLA
Hijos, aléjense de los ídolos.
Hermanos, Necesitamos reemplazar nuestros ídolos con un amor genuino por Dios motivado por lo que ha hecho por nosotros en Cristo, un amor que nos impulse con la ayuda de su Espiritu a perseverar en él, con los ojos puestos en Cristo para así mantenernos fieles al pacto y de esta manera vencer la tentación.
Es por eso que la historia que leímos hoy esta en la Biblia: para enseñarnos a alejarnos de la idolatría. Y si hemos sido impacientes, si hemos dejado de mitrara a Cristo y hemos sido infieles al pacto, ya conocemos la historia, Dios nos ha dado un solo mediador, Ven a Cristo hoy en arrepentimiento, reconoce la horrible traición de la idolatría y sigue perseverando, pon tu mirada en Cristo y se fiel hasta la muerte, rogando a Dios que te ayude.
Oremos. Padre nuestro celestial, te damos gracias por tu palabra, que es lámpara a nuestros pies y lumbrera a nuestro camino. Le agradecemos esta advertencia. Eres misericordioso para advertirnos del pecado y mostrarnos su fealdad.
Para reflexionar:
¿Por qué los hijos de Israel se impacientaron mientras Moisés descendía del Sinaí?¿Qué querían los hijos de Israel mientras esperaban a Moisés?¿Por qué los hijos de Israel decidieron hacerse dioses a sí mismos?¿Qué nos enseña esta escena sobre cómo abandonamos a Dios y nos volvemos a los ídolos?¿Qué necesitamos hacer para resistir la tentación de actuar en contra de la voluntad de Dios y confiar en su providencia y amor?
¿Qué consecuencias tuvo la impaciencia de Israel en el desierto?¿Cómo se comportó Moisés como mediador entre Dios y su pueblo?¿Por qué el pueblo de Israel decidió adorar un becerro de oro en lugar de seguir a Dios?¿Qué significa mantener nuestra mirada en Cristo según Hebreos 12:1-2?¿Cómo podemos resistir la tentación de apartar nuestra mirada de Dios y seguir a ídolos?
¿Cuál fue el pacto que Israel quebrantó al adorar al becerro de oro?¿Qué mandamientos de Dios quebrantaron al adorar al becerro de oro?¿Qué consecuencias tuvo la falsa adoración de Israel?¿Cómo podemos mantenernos fieles al compromiso que hicimos con Dios al ser bautizados o hacer pública nuestra profesión de fe?¿Cómo podemos evitar caer en la trampa de la falsa adoración y la idolatría?¿Qué significa ser fieles al pacto con Dios en nuestra vida diaria?¿Cómo podemos renovar nuestra fidelidad al pacto cuando nos desviamos de él?
Related Media
See more
Related Sermons
See more