La gran cosecha que viene: La morada de Dios y la restauración de Sion

La gran cosecha que viene  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented
0 ratings
· 10 views

Estamos viviendo en el tiempo más glorioso de la historia de la humanidad. Está a la puerta el más profundo mover del Espíritu Santo, el mejor vino espiritual de todas las edades, la mayor cosecha de almas de todos los tiempos.

Notes
Transcript
La gran cosecha que viene: La morada de Dios y la restauración de Sion
Domingo 23 de Marzo 2024 - Iglesia Senda Antigua
LECCIÓN 03
ORACIÓN
“Señor, Tú, el Todopoderoso, el Dios que creó este universo con Sus dedos, que puede lograr cualquier cosa con facilidad te suplicamos que seas Tú el Maestro en esta iglesia y que Tus Palabras penetren nuestros corazones hasta lo más profundo y que veamos con claridad Tu voluntad, Tu plan, Tu deseo, Tu gran misericordia para con nosotros Señor.
Gracias Cristo. Amén.”
Continuación
El arca estuvo en esta tienda unos 40 años.
Sinónimos del Tabernáculo de David
1 Crónicas 11:5 dice:
“Y los moradores de Jebús dijeron a David: No entrarás acá. Mas David tomó la fortaleza de Sion, que es la ciudad de David.”
Aquí se refiere a la fortaleza de Sion y la ciudad de David como el mismo lugar.
2 Samuel 6:12,16-17 dice que el arca fue llevada por David a la ciudad de David (que es Sion).
Allí David le levantó una tienda; el tabernáculo de David estuvo allí.
Salmo 76:2 dice:
“En Salem [Jerusalén] está su tabernáculo,
Y su habitación en Sion.”
La habitación o morada del Señor está en Sion, que es una parte de Jerusalén.
Entonces, cuando hablamos de Sion y del Tabernáculo de David, estamos hablando de la misma cosa.
Fue allí que se desarrolló la relación íntima entre Dios y David.
Quiero ver el tercer lugar donde estuvo el Arca del Pacto.
El Templo de Salomón
1 Reyes 8:1-11 lo detalla.
El arca estuvo en el Templo de Salomón desde los días de Salomón hasta la cautividad babilónica.
El templo de Salomón es el edificio más caro que se haya construido en toda la historia.
Se estima su valor en 150,000 millones de dólares.
Actualmente un rascacielos puede construirse por aproximadamente 500 millones de dólares.
Era un templo muy bello, algo digno de ser el templo de Dios.
El arca estuvo allí alrededor de 500 años.
¿Cuál de las tres moradas le agradó más al Señor?
¿El tabernáculo de Moisés con todas sus riquezas, piedras preciosas y pequeños detalles que revelaban verdades?
¿Una tienda de campaña común y corriente en el jardín de la casa de David?
¿O el templo de Salomón con el lujo y esplendor dignos de un rey?
Aproximadamente 200 años después de la muerte de David, cuando el arca de Dios se encontraba en el templo de Salomón, Dios reveló el anhelo de Su corazón en Amós 9:11 donde dice:
“En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;”
El corazón de Dios seguía deseando el Tabernáculo de David.
En otras palabras, Dios estaba diciendo: “David entendió mi corazón, no le importó el precio que hubiera que pagar para estar conmigo. Allí me complacía con él; día tras día conversábamos, teníamos comunión verdadera”.
En el tabernáculo de David se cumplieron los propósitos de Dios para un tabernáculo: Habitar entre los hombres y que estos lo pudieran buscar a Él.
Según el profeta Amós, dios tendrá nuevamente hombres y mujeres que estén dispuestos a morir con Cristo (abrazando Su cruz) para tener la gloria de Su Presencia reposando sobre su casa y sobre sus vidas.
La morada eterna de Dios
Hemos visto hermanos los propósitos de Dios para un tabernáculo y la importancia del arca del pacto.
Hoy en día, no se sabe nada (o no mucho, muchos especulan, hay misterios, muchos dicen que está debajo del lugar donde Jesús fue crucificado) acerca de esa arca de madera desde que fue llevada en tiempos de la invasión caldea a Babilonia.
Tampoco existe alguno de los tabernáculos o templos mencionados (tienen que saber que lo que se dice hoy en día de la construcción del tercer templo es un grupo de personas cristianas con doctrina popular que están dando mucho dinero para hacer el templo, pero no es lo que la Biblia nos dice que sucederá).
Entonces, ¿Dónde se encuentra hoy la morada de Dios?
El Señor mora en Su Iglesia
Miren como dice 1 Corintios 3:16-17:
“16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
17Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.”
El Espíritu de Dios mora en nuestro corazón.
Eso quiere decir que nosotros somos el tabernáculo del Señor.
Por eso Apocalipsis 21:3 se refiere “tabernáculo de Dios con los hombres”.
Según el Nuevo Testamento, los cristianos somos el tabernáculo de Dios.
Hebreos 3:6 dice que somos la casa del Señor: “pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza”.
El Apóstol Pedro lo declara claramente en su segunda epístola.
2 Pedro 1:13-14 Antigua Versión dice:
“13Pues tengo por justo, en tanto que estoy en este tabernáculo, de incitaros con amonestación;
14sabiendo que en breve debo abandonar mi tabernáculo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado.”
La palabra “tabernáculo” que se usa en estos versículos (que en la versión Reina-Valera 1960 que se tradujo como “cuerpo”), es utilizada también en Hechos 7:46, y significa también “cuerpo humano”, según el diccionario de Strong.
A la luz de eso, ¿qué era el Tabernáculo de David?
Era David mismo; él se había convertido en una morada del Señor, aunque en lo natural, en el jardín de su casa tuviera una tienda de pieles donde reposaba el arca del pacto.
David era el tabernáculo espiritual, y tenía en lo natural una sombra de la morada que el Señor busca.
El Señor mora en Sion
Salmo 132:13-14 dice:
“13Porque Jehová ha elegido a Sion;
La quiso por habitación para sí.
14Este es para siempre el lugar de mi reposo;
Aquí habitaré, porque la he querido.”
Jehová mora permanentemente en el monte de Sion, que es la ciudad del gran Rey.
Esto lo vemos también en (dar a hermanos que lo lean en el micrófono desde sus sillas) Salmo 48:1-2, Salmo 9:11, 74:2.
Sion es el Tabernáculo de David y es la Iglesia del Señor
Acabamos de ver que el Señor mora en los creyentes.
Entones, ¿Qué es Sion? ¿Es solo un monte en Israel?
A la luz de las Escrituras que acabamos de ver, Sion es algo más que un monte natural.
Sion, que es el Tabernáculo de David, es la Iglesia del Señor, como dice la epístola de los Hebreos 12:22-23:
“22sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles,
23a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,”
La palabra griega que se traduce “congregación” es ekklesia, que quiere decir literalmente: Iglesia.
Sion es la iglesia que está compuesta por seres humanos redimidos.
El cordero de Dios morará eternamente allí, como lo dice Apocalipsis 14:1:
“1Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.”
Esto no significa que el monte de Sion físico haya quedado fuera de los planes de Dios.
Las Escrituras nos dicen claramente que en la edad del Reino el Señor establecerá el trono de Su Reino en Jerusalén.
El monte de Sion en Israel volverá a ver la gloria del Señor sobre él, y a ser la morada eterna de Dios: Con el ambiente de adoración que David le proveyó al lugar donde habitaba la presencia de Dios.
La gran pregunta entonces debiera de ser:
¿Cuándo será restaurado Sion en su plenitud?
El tabernáculo de David todavía no ha sido reconstruido o reedificado.
El cumplimiento total del derramamiento del Espíritu de Dios sobre toda carne, anunciado por el profeta Joel en Joel 2:28-32 (que vimos y estudiamos anteriormente) todavía no ha sucedido.
Es cierto que tuvo un cumplimiento parcial al inicio de la Iglesia, como se ve en Hechos 2, pero hay detalles que se mencionan allí que todavía no han ocurrido.
Lo mismo sucedió con la profecía sobre el tabernáculo de David en Hechos 15.
La iglesia primitiva empezó a saborear y experimentar lo que respectivamente profetizaron Joel y Amós acerca del Espíritu de Dios y la restauración del Tabernáculo de David.
Pero después, la iglesia de Cristo perdió la bendición y entró en el oscurantismo; ahora está siendo restaurada otra vez.
El requisito que debe cumplirse para la restauración de Sion
El Salmo 102:13-16 nos lo dice:
“13Te levantarás y tendrás misericordia de Sion,
Porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado.
14Porque tus siervos aman sus piedras,
Y del polvo de ella tienen compasión.
15Entonces las naciones temerán el nombre de Jehová,
Y todos los reyes de la tierra tu gloria;
16Por cuanto Jehová habrá edificado a Sion,
Y en su gloria será visto;”
Hay un requisito para la restauración de Sion: Que los siervos del Señor amen sus piedras.
Nosotros somos piedras vivas 1 Pedro 2:5: “vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.”
Entonces el requisito para la restauración de Sion es que será en el tiempo cuando haya un fluir de amor verdadero en el pueblo de Dios, en el que tengan compasión hasta del polvo de las piedras (que son los cristianos más débiles), que serán vista a la gloria de Dios en Sion.
Entonces, las naciones, o sea los gentiles, como dice Hechos 15:16-17, temerán el nombre de Jehová.
¿Cuándo va a suceder esto?
El tiempo de la restauración de Sion
Cristo va a regresar hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas que habló Dios por boca de sus santos profetas, así lo dice Hechos 3:21:
“21a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo.”
Algo que tiene que ser restaurado con toda seguridad es el Tabernáculo de David, como profetizó el profeta Amós.
Amós 1:1 dice:
“1Las palabras de Amós, que fue uno de los pastores de Tecoa, que profetizó acerca de Israel en días de Uzías rey de Judá y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto.”
Amós profetizó acerca de Israel en el tiempo que ocurrió un terremoto en los días de Uzías.
Zacarías 14:4-5 dice:
“4Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.
5Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos.”
Cuando Cristo ponga Sus pies sobre el Monte de los Olivos para luchar por Jerusalén, en la Segunda Venida, habrá un terremoto como el que hubo en los días de Uzías.
La Biblia misma compara el terremoto de los días de Uzías con el terremoto de la Segunda Venida de Cristo.
Eso quiere decir que el mensaje que recibió Amós acerca de Israel (en Amós 1:1), tiene que ver con el pueblo de Dios (y nosotros somos el pueblo de Dios) dos años antes del terremoto de la Segunda Venida.
Entonces podemos comprender el día a qué se refiere a cuando dice en Amós 9:11:
“11En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;”
Creemos que la restauración del Tabernáculo de David se llevará a cabo en los días de la Segunda Venida de Cristo. En estos pasajes lo vemos claramente.
Antes de Su Segunda Venida, un avivamiento nunca antes visto, jamás visto, llevado acabo por personas que han llegado a ser la morada del Señor, como David. Es la revelación de los hijos maduros, que dice las Escrituras que la creación gime, está con dolores de parto, por la revelación de los hijos de Dios, esperando la huiothesia, que es la colocación de los hijos maduros, su revelación, ministerio y actuación (como lo dice Romanos 8:22-23, ahí dice adopción pero es la colocación de los hijos maduros).
¿Quieres ser tú una de ellos? Yo si. Debemos prepararnos y vivir el Tabernáculo de David ya.
Es obvio que en la Iglesia de hoy no existe el Tabernáculo de David como era el principio.
Lo sabemos porque existen muchas diferencias entre una iglesia y otra en cuanto a la adoración y la alabanza.
¿Cuál de ellas tiene el patrón del Señor? Ninguna, porque cuando eso suceda, la gloria de Dios llenará la tierra; será entonces, cuando Él habrá encontrado Su lugar de reposo.
Debemos ser personas que, como David, estemos dispuestos a deshacernos de la tradición y conceptos humanos, y comencemos a buscar a Dios para que Él nos conforme al patrón celestial por Su gracia.
Conscientes del derecho que nos falta por recorrer, el propósito de este estudio que quiero ver con ustedes es que escudriñemos algunas de las cosas que Dios, por Su misericordia, nos ha mostrado con respecto al Tabernáculo de David.
CORO: Haya una morada - C.
Related Media
See more
Related Sermons
See more