Desvanecido debajo de un arbol

Sermon  •  Submitted   •  Presented
0 ratings
· 1 view
Notes
Transcript
1º Reyes 19:1–8 (RVR60)
1 Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas.
2 Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos.
3 Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado.
4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.
5 Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come.
6 Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse.
7 Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta.
8 Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.
Desvanecido o desmayado debajo de un árbol
Las condiciones de un creyente que suele pasar por dificultades
Este mensaje tiene como objetivo de alentar a la iglesia a esperar en Dios en las diferentes dificultades
¿Cuales son las condiciones que suele enfrentar el creyente en las diferentes dificultades de la vida?
CONDICIONES
DE DAR ALIENTO
EXPOSITIVO
Ilustración:
P.D
El profeta Elias en este relato histórico se puede ver los momentos mas difíciles que vivió el profeta Elias pero también vemos como Dios lo restauro para que pudiera continuar, es la providencia divina
O.T
Mirando este relato, la iglesia es alentado a fortalecerse en Dios en medio de las diferentes dificultades que se pudieran presentar en la vida
l. primera condición en la que se encuentra el creyente en medio de las dificultades o luchas y como Dios interviene es: Huyendo ante el temor
1º Reyes 19:2–3 (RVR60)
2 Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos.
3 Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado.
>> Viendo, pues, el peligro,
>> se levantó -tirado
y se fue / ya no quería caminar
para salvar su vida,
>> y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado.
Judá/ Alabanza
Hechos de los Apóstoles 16:24–27 (RVR60)
24El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.
25Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. 26Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. 27Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.
ll. Segunda condición en la que se encuentra el creyente en medio de las dificultades o luchas y como Dios interviene es: En tierra árida, seca y medio muerto
1º Reyes 19:4 RVR60
4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.
>> Y él se fue por el desierto un día de camino,
>> y deseando morirse, dijo:
>> Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.
y vino y se sentó debajo de un enebro;
Daniel 4:20–22 (RVR60)
20El árbol que viste, que crecía y se hacía fuerte, y cuya copa llegaba hasta el cielo, y que se veía desde todos los confines de la tierra,
21cuyo follaje era hermoso, y su fruto abundante, y en que había alimento para todos, debajo del cual moraban las bestias del campo, y en cuyas ramas anidaban las aves del cielo,
22tú mismo eres, oh rey, que creciste y te hiciste fuerte, pues creció tu grandeza y ha llegado hasta el cielo, y tu dominio hasta los confines de la tierra.
lll. Tercera condición en la que se encuentra el creyente en medio de las dificultades o luchas y como Dios interviene es: Desvanecido
1º Reyes 19:5–7 (NVI)
5 Luego se acostó debajo del arbusto y se quedó dormido.
De repente, un ángel lo tocó y le dijo: «Levántate y come
6 Elías miró a su alrededor y vio a su cabecera un panecillo cocido sobre carbones calientes y un jarro de agua. Comió y bebió, y volvió a acostarse.
7 El ángel del Señor regresó y, tocándolo, le dijo: «Levántate y come, porque te espera un largo viaje
2 Corintios 4:8–9 (RVR60)
8 que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;
9 perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;
1 Corintios 4:11–13 (RVR60)
11 Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija.
12 Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos.
13 Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos.
2 Corintios 1:8 RVR60
8 Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida.
La lista de las dificultades que se mencionan en los versículos 8 y 9 muestra un creciente grado de severidad, desde pasar por tribulación hasta el peligro de la destrucción. Sin embargo, Pablo es capaz de superar todas sus pruebas, porque sabe que Dios le concede un poder extraordinario
Proverbios 24:16 (RVR60)
16 Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse;
Mas los impíos caerán en el mal.
CONCLUSION
1º Reyes 19:8 (RVR60)
8 Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.
Related Media
See more
Related Sermons
See more