Un hombre que cuida su mente y corazón.

El hombre que Dios busca.  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4,669 views

Dios busca hombres que cuiden su mente y corazón.

Notes
Transcript
¿Cómo es el hombre que Dios busca? Hasta este momento, hemos visto que debe ser un hombre lleno del Espíritu, un hombre de integridad, y un hombre que cuida a su familia. Hoy veremos que también debe ser un hombre que cuida su mente y corazón.
Cuando el Señor Jesús escuchó la pregunta del religioso “¿Cuál es el más grande mandamiento?”, Él respondió diciendo:
Matthew 22:37 LBLA
Y El le dijo: Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazon, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
Mat 22:37
Es importante cuidar el estado de nuestra mente y corazón porque son el centro de nuestra vida espiritual.
De la mente y el corazón dependen nuestro amor y nuestra adoración a Dios. Si nuestra mente y corazón están en armonía con Dios y Su voluntad, nuestro amor a Él será incuestionable y nuestra adoración aceptable a Él.
Y si, por el contrario, no cuidamos de ellos, nos alejaremos de Él, como era la condición del pueblo de Israel, y nuestro amor se enfriará.
Dios busca un hombre que cuide su mente porque de ella manan nuestros pensamientos,

De la mente manan los pensamientos.

Los pensamientos determinan las acciones.

La mente es como el cerebro (CPU) de una computadora. La computadora no hará nada que el CPU no le ordene.
Toda acción es determinada por la mente. Si nuestros pensamientos son malos, nuestras acciones serán malas o pecaminosas. De misma manera, si nuestros pensamientos son puros, nuestras acciones serán agradables a Dios.
Todo dependerá de lo que le metamos a la mente. Como se dice en el lenguaje de programación: GIGO (garbage in, garbage out). Lo contrario sería HOHO (holiness in, holiness out).

El enemigo ataca nuestra mente.

La mente es el campo donde se libra batalla espiritual entre el Espíritu Santo y la carne.
El diablo sabe que el que controla la mente, controlará la vida. Por tanto, no cesa en sus ataques sembrando pensamientos, especulaciones, y razonamientos que se oponen a Dios.
Nosotros decidimos si los entretenemos o los rechazamos. Si los entretenemos, tarde o temprano darán fruto; pero si los rechazamos inmediatamente, no tendrán chance ni de germinar.
Debemos cuidar nuestra vida mental. ¿Cómo podemos cuidarla?

Cuidando lo que vemos.

Nuestros ojos son el canal que comunmente el diablo utiliza para despertar en nosotros pasiones que van en contra de la voluntad de Dios.
1 John 2:16 LBLA
Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
1 John 2:16
Los expertos dicen que hay una conexión entre las masacres en la escuelas y los juegos de video de violencia que los niños están viendo o jugando en la pantalla.
Lo que ven crea una realidad distorsionada en sus mentes.
¿Por que hay tantos cristianos con mentes distorsionadas sobre lo que es una relación sexual en el matrimonio? Por que el diablo entra a su mente por medio de la pornografía. ¡Lo que ves afecta lo que piensas!
¿Has observado que en el Edén, la tentación a Eva comenzó por medio de lo que vio?
Genesis 3:6 LBLA
Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió.
Gen 3:6
Ahora ya no llega por medio de una manzana sino por medio de unos zapatos, un bolso, un vestido, o una cara guapa. Lo ve, lo desea, y dice, ¡Yo tengo que obtenerlo!
Cuidando lo que vemos es una manera; la otra es filtrando todo pensamiento con el filtro de la voluntad de Dios.

Filtrando todo pensamiento en la voluntad de Dios.

El creyente vive en una lucha continua contra Satanás y sus fuerzas que atacan nuestra mente.
Para vencer esos ataques y derribar las fortalezas del enemigo, debemos filtrar todo pensamiento con el filtro de la Palabra, de lo que Dios quiere que hagamos. En otras palabras, sometiendo nuestros pensamientos a la voluntad de Dios.
2 Corinthians 10:4–5 LBLA
porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo,
2 Cor 10:4-5
Dios busca un hombre que no solamente cuida su mente sino tambien su corazón.
Nuestra mente afecta nuestro corazón porque...
Deu 11:16 (corazón e idolatría); (corazón y oración); ’ 108:1 (corazon y alabanza); experimentar la bondad de Dios; corazon e impiedad;
Nuestra mente afecta nuestro corazón

El corazón es el asiento de las emociones.

Debemos cuidar nuestro corazón porque de él mana la vida.
Allí se alojan sentimientos y pasiones.

Del corazón sale bien o mal.

No todas las emociones son malas. Pero el corazón puede atesorar buenas o malas emociones:
Luke 6:45 LBLA
El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla su boca.
Luke 6:45
Desafortunadamente, el corazón es malvado y perverso y no podemos confiar en él, o como dice el profeta Jeremías
Jeremiah 17:9 LBLA
Más engañoso que todo, es el corazón, y sin remedio; ¿quién lo comprenderá?
De allí salen nuestras palabras y nuestras malas acciones también:
Matthew 12:34 LBLA
¡Camada de víboras! ¿Cómo podéis hablar cosas buenas siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.
De allí salen nuestras palabras y nuestras malas acciones también:
y nuestras malas acciones también:
Matthew 15:18–19 LBLA
Pero lo que sale de la boca proviene del corazón, y eso es lo que contamina al hombre. Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias.

El corazón nos aleja o acerca a Dios.

Mat 15:18-19
Jeremiah 17:9 LBLA
Más engañoso que todo, es el corazón, y sin remedio; ¿quién lo comprenderá?
Jer 17:9
Es traicionero, y si no cuidas lo que hay en él, te meterá en problemas.
fuente de los sentimientos.
El corazón es traicionero, y si no cuidas lo que hay en él, te meterá en problemas:
Te puede conducir a la idolatría...
Deuteronomy 11:16 LBLA
Cuidaos, no sea que se engañe vuestro corazón y os desviéis y sirváis a otros dioses, y los adoréis.
Deu 11:16 (corazón e idolatría); (corazón y oración); ’ 108:1 (corazon y alabanza); experimentar la bondad de Dios; corazon e impiedad;
y a otras impiedades. Por eso la oración del salmista era:
Psalm 141:4 LBLA
No dejes que mi corazón se incline a nada malo, para practicar obras impías con los hombres que hacen iniquidad, y no me dejes comer de sus manjares.
Psa 141:
Dios quiere que cuides tu corazón porque de lo contrario Él no escuchará tu oración. El salmista dijo:
Psalm 66:18 LBLA
Si observo iniquidad en mi corazón, el Señor no me escuchará.
Cuando nuestro corazón es agradable a Dios, le alabamos con alegría..
Psalm 57:7 LBLA
Firme está mi corazón, oh Dios, mi corazón está firme; ¡cantaré y entonaré salmos!
108:1 (corazon y alabanza); experimentar la bondad de Dios;
Ai nuestro corazón no es puro, Dios no nos bendice: ;
Psa 73:1
Psalm 73:1 LBLA
Ciertamente Dios es bueno para con Israel, para con los de puro corazón.
De allí salen nuestras palabras.
Matthew 12:34 LBLA
¡Camada de víboras! ¿Cómo podéis hablar cosas buenas siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.
Mat 12:

Cuidando lo que vemos.
¿Como podemos cuidar el corazón?

No dejando que anide malos sentimientos.

No le demos lugar a resentimientos, rencores, envidias, deseos de venganza, malos sentires hacia alguien, hipocresías, mentiras, y sentimientos ilícitos.
Eliminémoslos inmediatamente!

Protegiendo el lugar que le pertenece a tu cónyuge.

Entre los sentimientos ilícitos está el deseo por alguien que no sea tu esposo(a).
Si quieres cuidar tu corazón, tienes que proteger ese lugar que solamente le pertenece a ella (él). Nadie más debe entrar allí.
Si no lo haces, el enemigo te hará caer en inmoralidad (ya sea adulterio, fornicación, o pornografía).
Un hombre que le ame con todo su ser.
Dios busca personas que le entreguen toda su mente y corazón, que le amen con todo su ser, y le sirvan con toda su mente y corazón,
Related Media
See more
Related Sermons
See more