lLA HUMALLACION DE LOS SOBERVIOS

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 193 views
Notes
Transcript

LA HUMILLACION DE LOS SOBERBIOS

La humillación de los soberbios
Él [Dios] puede humillar a los que andan con soberbia.
Daniel 4.37 RVR60
37 Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia.
El epigrama de Lord Acton, amigo de William Gladstone, es bien conocido: ‘El poder corrompe; el poder absoluto corrompe absolutamente’.
No es difícil ver la corrupción del poder en los gestos de megalomanía de la época de Daniel.
Nabucodonosor es un ejemplo evidente.
En el sueño que él tuvo acerca de un coloso o de un obelisco, solo la cabeza de la estatua era de oro (
Daniel 2.32 RVR60
32 La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce;
), pero cuando el rey construyó una gigantesca estatua de unos 27 metros de altura, posiblemente representándose a sí mismo, se aseguró de que fuera construida totalmente de oro (3:1).
pero cuando el rey construyó una gigantesca estatua de unos 27 metros de altura, posiblemente representándose a sí mismo, se aseguró de que fuera construida totalmente de oro
Daniel 3.1 RVR60
1 El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro cuya altura era de sesenta codos, y su anchura de seis codos; la levantó en el campo de Dura, en la provincia de Babilonia.
).
Un poco más adelante se nos dice que estaba contoneándose como un pavo en la terraza de su palacio en Babilonia, hablando solo.
El tema de la conversación consigo mismo era el de su grandeza imperial. ‘¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?’ (
Daniel 4.30 RVR60
30 habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?
). Era la antítesis exacta de la doxología a la que estamos acostumbrados, y en la cual atribuimos el reino, el poder y la gloria a Dios, no a algún ser humano. No sorprende, por lo tanto, que mientras todavía estaban las palabras en los labios de Nabucodonosor, el juicio de Dios cayó sobre él. Fue privado de su reino y sacado de su palacio. Vivió como los animales y comía como ellos. Le creció el cabello como las plumas de águilas y las uñas como garras de un ave. En otras palabras, se volvió completamente loco.
Era la antítesis exacta de la doxología a la que estamos acostumbrados, y en la cual atribuimos el reino, el poder y la gloria a Dios, no a algún ser humano.
No sorprende, por lo tanto, que mientras todavía estaban las palabras en los labios de Nabucodonosor, el juicio de Dios cayó sobre él.
Fue privado de su reino y sacado de su palacio.
Vivió como los animales y comía como ellos.
Le creció el cabello como las plumas de águilas y las uñas como garras de un ave.
En otras palabras, se volvió completamente loco.
LA HUMILLACION
Solo cuando se humilló a sí mismo y reconoció que el Altísimo es quien gobierna sobre todos los reinos humanos, y levantó los ojos al cielo en adoración, entonces se le devolvieron simultáneamente la salud y el reino.
La soberbia y la locura marchan juntas, como también lo hacen la humildad y la razón.
CUANDO LA SOBERBIA SE DISFRAZA DE RAZON
Nos aferramos a que es como nosotros decimos, porque fuimos nosotros los que hicimos algo y nos queremos queremos quedar con el credito, no sabiendo que es DIos quien lo permitio.
Usted cree que el rey no se creia el autor de su vida
cree que no creia que era por su esfuerzo?
Cuantos de nosotros estamos en ese pensamiento y esa actitud?
COMPRENDER NUESTRO LUGAR EN EL REINO DEL UNIVERSO ES IMPORTANTE
Esta fue la lección que aprendió Nabucodonosor.
Como él mismo lo expresó: ‘él [Dios] puede humillar a los que andan con soberbia’ (v. 37).
Esta ley se ha mantenido siempre. Como dijo Jesús: ‘cualquiera que se enaltece, será humillado’ (
). Aquellos que se enaltecen son humillados por Dios. Hemos visto funcionar muchas veces este principio en el siglo xx: en Hitler, en Mussolini, en Stalin; en Idi Amín y en Pol Pot; y (como anticipábamos) en Sadam Husein y en otros.
Lucas 18.14 RVR60
14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.
Aquellos que se enaltecen son humillados por Dios.
Hemos visto funcionar muchas veces este principio en el siglo xx:
en Hitler,
en Mussolini,
en Stalin;
en Idi Amín
y en Pol Pot;
y (como anticipábamos) en Sadam Husein y en otros.
Hugo Chaves....etc
Del orgulloso, profetizada:
Mira a todo soberbio, y humíllalo, Y quebranta a los impíos en su sitio. (; )
La soberbia del hombre le abate; Pero al humilde de espíritu sustenta la honra.
Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido; ()
Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.
Quitó de los tronos a los poderosos, Y exaltó a los humildes.
Analicemos nuestras vida que no exista un motivo para activar la sobervia en nosotros y no corramos el peligro de una humillacion por parte de Dios
Related Media
See more
Related Sermons
See more