JUICIO SOBRE LOS ANGELES (JUDAS 6)

Serie de Judas  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1,074 views
Notes
Transcript
1 LOS QUE SE CONTAMINARON
2 ABANDONANDO SU HOGAR
3 CASTIGO Y ESPERA DE JUICIO
Introducción
Seguimos ante esta maravillosa carta de Judas a las iglesias. Judas condenando el falso evangelio, sus falsos maestro, y enseñando a la iglesia, cual es el castigo de estos falsos maestros.
Vimos ya cual era el castigo de los incrédulos, tomando el ejemplo del pueblo de Israel que salió de Egipto pero que no entró en la tierra prometida.
Ahora pasamos al tercer ejemplo, incluso puede que esté más lleno de polémica, pero es Bíblico y real, y debemos tener cuenta.
Ni seres sobrenaturales como los ángeles, son exentos de recibir el juicio y castigo de Dios, Dios es el juez, y Él no tolera la corrupción.
Y precisamente, sabemos que existen seres angelicales que están al servicio de Dios, y que guardan a su iglesia, pero existen también ángeles que siguiendo la estela de Lucifer se perdieron, dejando su hogar, aquí tomaron un papel protagonista en el tiempo prediluviano y estos fueron castigados, pero también hoy existen ángeles caídos que están al acecho.
Pero, el punto de importancia aquí es que Dios está por encima de todo, y si castiga a los ángeles que son seres superiores a los hombres, ¿Cómo no ha de castigar la iniquidad del hombre natural y mucho más la del falso maestro que pasa por cristiano sin serlo?
Entonces, la pregunta aquí es ¿Quienes son estos ángeles que se refiere Judas? ¿A que castigo se refiere?
Vamos a ello.

1. LOS QUE SE CONTAMINARON

Obviamente se refiere a ángeles caídos, contaminados, o sea que no se conservaron en su estado original.
El segundo ejemplo de rebelión que Judas usa, tiene que ver con los ángeles. Dios ni siquiera perdonó a aquellas poderosas criaturas a las que había dado posiciones de poder, principados y autoridades (cf. Ef. 1:21; 3:10; Col. 2:10, 15). Dios también les había dado ciertas tareas, entre las que se incluían la de servirle de mensajeros (véase Sal. 104:4; Heb. 1:7). No obstante, cuando estos ángeles se rebelaron contra él, Dios los castigó con prisión.
Para eso es necesario hacer una vista Veterotestamentaria
a) Vista Veterotestamentaria
Génesis 6:1–8 LBLA
1 Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2 los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban. 3 Entonces el Señor dijo: No contenderá mi Espíritu para siempre con el hombre, porque ciertamente él es carne. Serán, pues, sus días ciento veinte años. 4 Y había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos. Estos son los héroes de la antigüedad, hombres de renombre. 5 Y el Señor vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal. 6 Y le pesó al Señor haber hecho al hombre en la tierra, y sintió tristeza en su corazón. 7 Y el Señor dijo: Borraré de la faz de la tierra al hombre que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo, porque me pesa haberlos hecho. 8 Mas Noé halló gracia ante los ojos del Señor.
Este es un pasaje bastante peculiar, que nos llena de muchas preguntas, pero vemos como Judas responder con esto a este pasaje, y Pedro también.
Parece ser, pues, que Judas tiene en mente, no sólo el testimonio de las Escrituras, sino el del Libro de Enoc (al que volverá en los versículos 14 y 15). Este libro contiene un relato de la caída de los ángeles y, de hecho, los paralelismos verbales entre los dos textos indican que Judas conocía bien la narración de Enoc:
JUDAS (RV’95)
1 ENOC
6aY a los ángeles que no guardaron … su propio hogar …
12:4Han abandonado el alto cielo, el santo y su eterno lugar.
6blos ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas …
10:4¡Ata a Azaz’el de pies y manos, arrójalo a la oscuridad!
6cpara el juicio del gran día.
10:6… para que sea enviado al fuego en el gran día del juicio
Dado que Judas cita directamente del libro apócrifo conocido como 1 Enoc en los versículos 14 y 15, no nos sorprende que él se refiere al mismo en el versículo 6. Judas y sus contemporáneos conocían bien al Libro de Enoc. Y aunque el libro no es canónico, contiene un relato de la caída de los ángeles. En los capítulos 6–19 de 1 Enoc, el escritor narra el origen del mal en el mundo. Describe cómo los ángeles caídos apetecieron las hermosas mujeres de los hombres, descendieron sobre el monte Hermón, y cometieron adulterio con ellas. Estos ángeles caídos son los responsables del nacimiento de los gigantes que hubo en la tierra (Gn. 6:4) y de la multiplicación de la maldad en la tierra. El resultado: Dios destruyó al mundo mediante el diluvio en los tiempos de Noé.
Judas hace una clara mención de estos espíritus encarcelado que podemos encontrar en 1 Enoc 6-19.
Vemos el pararelismo
Enoc 7:1-4 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas. Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron; y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles. Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos.
Por lo tanto, Judas dando una vista atrás y mencionando el libro de Enoc, se refiere a estos ángeles.
El escritor de 1 Enoc hace un comentario acerca de Génesis 6:1–4 y explica que los ángeles cayeron en pecado al cometer adulterio con las mujeres. Escribe que estos ángeles corrompieron la raza humana y recibieron la condenación de Dios. Fueron puestos en prisión y atados para siempre. Dios destruyó la corrompida raza humana de los días de Noé mediante las aguas del diluvio.646
Entonces vemos
b) No todos los ángeles son buenos
Efesios 6:12 LBLA
12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
Eh ahí los ángeles caídos.
Pedro habla de ellos también
2 Pedro 2:4 LBLA
4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio;
Pero estos ángeles no son los demonios que hoy están libres en pos de Satanás, sino aquellos que desobedecieron a Dios, abandonado su serñorio original.
Hendriksen escribe
a. “Y a los ángeles que no mantuvieron su puesto de autoridad”. En el pasaje paralelo a éste, Pedro se limita a decir que los ángeles pecaron (2 P. 2:4). Muchos comentaristas opinan que los ángeles dejaron su posición de autoridad y fueron a la tierra a buscar mujeres para “tomarlas como esposas” (Gn. 6:2). Es decir, que cuando los ángeles (“los hijos de Dios”) se unieron a “las hijas de los hombres”, generaron gigantes y corrompieron la tierra (Gn. 6:4). Estos comentaristas dicen que Judas recibió este material de ciertas tradiciones judías y gentiles, y especialmente del libro apócrifo llamado 1 Enoc.641
Aquellos que se rebelaron.

2. ABANDONANDO SU HOGAR

a) Tiempos de Noé
Este hecho sucedió en el tiempo de Noé, estos ángeles buscaron mancillar el nombre de Dios, perturbando a la humanidad, casandonse con sus mujeres, criando así los gigantes. Seres malditos que debían ser condenados.
Esto es lo que Habla Enoc
b) Enoc
Aunque como bien hemos visto ya, es un libro apócrifo, que no está dentro del canón, pero que se tenía en cuenta por los primeros cristianos, esto lo vimos en Pedro y ahora en Judas.
Y esto nos enseña
Debemos también advertir la atrocidad del castigo que el Apóstol menciona. No son sólo espíritus libres, sino potencias celestiales; y ahora están guardados en prisiones eternas. No sólo se deleitaron en la gloriosa luz de Dios, también Su esplendor brilló en ellos, de modo que de ellos, como por rayos luminosos, aquella luz se difundió por todas partes en el universo. Ahora están sumidos en oscuridad. Pero no hay que imaginar un cierto lugar en que los demonios estén encerrados, pues el Apóstol sencillamente quiere enseñarnos cuán miserable es esa condición desde el momento en que apostataron y perdieron su estado de dignidad. Por dondequiera que vayan arrastrarán sus cadenas y permanecerán ahogados en tinieblas. Su postrer castigo, mientras tanto, queda aplazado hasta que venga el gran y último día.
-
b. “[Los ángeles] abandonaron su propio hogar”. Nótese el paralelismo presente en esta primera parte del versículo 6.
Judas: Y los ángeles
Enoc: que no mantuvieron
sino que abandonaron
su puesto
su propio
de autoridad
hogar
Y esto fue la causa del diluvio
c) Diluvio
Génesis 6:11–13 LBLA
11 Y la tierra se había corrompido delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. 12 Y miró Dios a la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. 13 Entonces Dios dijo a Noé: He decidido poner fin a toda carne, porque la tierra está llena de violencia por causa de ellos; y he aquí, voy a destruirlos juntamente con la tierra.
-
Hubo un tiempo en que ejercieron autoridad, pero ahora son prisioneros encadenados a la espera del día del juicio. Judas no aporta detalles acerca de la ubicación de la jurisdicción o morada de estos ángeles. Sólo se interesa en el tema de que Dios castiga a quienes se niegan a obedecerle.
Nunca el mundo se había llenado de tanta infamia, y esto fue por la mezcla de estos angeles, que hoy están presos y condenados.

3. CASTIGO Y ESPERA DEL JUICIO

a) Pasajes paralelos
Judas y Pedro tienes pararelos pasajes en esto, y los dos se basan en el libro de Enoc.
2 Pedro 2:4 LBLA
4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio;
La Biblia de las Américas La Epístola del Apóstol San Judas

los ha guardado en prisiones1 eternasb, bajo tinieblas para el juicio del gran día.

b) Ni los ángeles escaparán
Nada escapa del control de la mano de Dios, nada escapa a Él, ni siquieres estos seres superiores a nosotros, el que está contra Dios, le espera la condenación, igual que al ser humano que no se ha arrepentido y es un falso maestro.
Mateo 25:41 LBLA
41 Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles.
Este castigo, infligido a los habitantes del cielo, tales ministros superiores de Dios, debía estar constantemente ante nuestros ojos, de manera que nunca nada nos lleve a despreciar la gracia de Dios, y así nos lancemos a la ruina.
Pues se viene
c) El juicio de Dios.
Todo aquel que no es de DIos, es de su padre el Diablo
Juan 8:44 LBLA
44 Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. El fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira.
Y el destino de esto ángeles y de los impíos es el infierno eterno,.
Hebreos 10:27 LBLA
27 sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de un fuego que ha de consumir a los adversarios.
Apocalipsis 20:10 LBLA
10 Y el diablo que los engañaba fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.
CONCLUSIÓN
LA Catecismo mayor de Westiminster SOBRE ESTO DICE:
P.19. ¿Cuál es la providencia de Dios para con los ángeles?
R. Mediante su providencia, Dios permitió que algunos ángeles cayeran en pecado y condenación,75 voluntaria e irreversiblemente, limitando y ordenando dicho estado, y todos los pecados de ellos, para su propia gloria;76 y estableció al resto de los ángeles en santidad y felicidad,77 empleándolos,78 según su voluntad, en la administración de su poder, misericordia y justicia.79
Y ¿Cual es la intención de Judas a escribir sobre esto? Ya lo hemos dicho:
Este castigo, infligido a los habitantes del cielo, tales ministros superiores de Dios, debía estar constantemente ante nuestros ojos, de manera que nunca nada nos lleve a despreciar la gracia de Dios, y así nos lancemos a la ruina.
Entender que este era también nuestro destino, pero que por medio de Cristo nuestro salvador, hemos sido librados sde este condena en el juicio para siempre y participes de sus bendiciones eternas, de al vida eterna.
Judas nos enseña así a valorar la gracia de Dios apra poder vivir en una mayor dimensión del amor de Dios para gloria de Dios.
También:
Si ni los angeles escaparán, mucho menos los falsos maestros y no cristianos.
El juicio es un hecho, es inminente.
Amado que estás escuchando, arrepientete hoy Cristo puede salvarte para siempre, sólo Cristo.
Iglesia, seamos iglesia, sabiendo esto, no actuemos como los impíos, falsos maestros y angéles caídos, sino que bsuquemos siempre vivir en la voluntad de Dios para gloria de Dios.
Es tiempo de que la iglesia brille con la luz de Cristo.
No te contamines, vive por y para Dios.
¡En todo, sólo a Dios la gloria!
Related Media
See more
Related Sermons
See more