Entre espinos

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1,071 views
Notes
Transcript

Introducción

Mateo 13:1–7 RVR60
1 Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. 2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. 3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. 4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. 5 Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; 6 pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. 7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.
Vivimos en una sociedad donde la apariencia lo es todo
alguien muy sabiamente dijo:
“Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final nos disfrazamos para nosotros mismos”
Con la popularidad del internet y las redes sociales en nuestros días
la apariencia ha llegado a tener una IMPORTANCIA Y PRIORIDAD sin precedentes, como nunca antes visto
Todos quieren tener mas “seguidores” buscan la menara de obtener la aprobación de la mayor cantidad de personas posibles.
Hace unos días vi un vídeo que me causo mucha curiosidad,
Se trataba de una madre que estaba grabando a su hija
que a su vez también se estaba grabando
mientras supuestamente estaba limpiando la casa,
a la madre le causaba gracia esta escena porque comentaba que su hija jamas había limpiado en su vida, y solo estaba aparentando para publicar el vídeo.
Este fenómeno es tan peligroso y engañoso
a tal grado que es es casi imposible saber distinguir entre la realidad y la apariencia.
Y lamentablemente este pensamiento tan dañino se ha INTRODUCIDO dentro de muchos congregantes en la iglesia.
No debe sorprendernos la condición tan lamentable en la que se encuentra la iglesia visible en la actualidad
Porque nos hemos conformado con un cristianismo de apariencias; una fe superficial
donde la fachada es lo que mas importa.
Y esto no es nuevo, desde los tiempos bíblicos
Como leímos al principio del capitulo 13 de Mateo;
Una gran multitud se ha acumulado para escuchar a Jesús,
aparentemente todos esas personas tienen el deseo de seguir a Jesús,
muchos de ellos han viajado largas distancia a pie, y han tenido que soportar la presión de todo el gentío y el intenso calor de la playa,
de manera que a simple vista pudiéramos pensar que estas personas verdaderamente aman a Cristo.
Sin embargo, no hay que dejarnos llevar por la apariencia tan fácilmente,
Cristo les dirige esta parábola y con nos deja una lección muy importante:
No solo se trata de ser oidores de la palabra; sino que la palabra que escuchamos debe de dar fruto para la Gloria de Dios.
Esta parábola nos enseña que es posible estar expuestos a la palabra de Dios sin que esta produzca fruto en nuestras vidas.
Y no es por la ineficacia de la palabra de Dios, no es porque la semilla no tenga el poder para producir fruto en nuestras vidas
Sino mas bien, como Jesús nos enseña en esta parábola,
Es necesaria la INTERVENCIÓN directa de Dios en nuestras vidas para que podamos producir buen fruto.
quizás me este adelantando un poco a la conclusión de esta parábola, pero es necesario que mencione esto
para que no supongamos que el fruto depende de nosotros, toda esta charla de distintos terrenos en los cuales cae la semilla no tiene el propósito de que pensemos que nosotros tenemos la potestad de PRODUCIR BUEN FRUTO POR NOSOTROS MISMOS.
Hasta el momento hemos considerado dos diferentes tipos de terreno; Los del junto al camino y los pedregales, hoy estaremos analizando el que esta entre espinos,
Y sería absurdo pensar que la intención de Jesús es invitar a las personas a que dejen de ser lo que por naturaleza son,
Unos capítulos atrás, Jesús dirigió la siguiente pregunta a sus discipulos:
“¿Acaso se cosechan uvas de las zarzas?” (Lucas 6:44)
La Respuesta Obvia es: por su puesto que no, de la misma manera,
No podemos esperar fruto de un terreno infértil y duro como el que esta junto al camino,
tampoco podemos anticipar fruto de un terreno que no tiene profundidad como los pedregales,
Eso sería absurdo, es imposible,
Para que estos terrenos puedan dar fruto se necesita un MILAGRO DE DIOS
Como dije, no me quiero adelantar, pero creo que muchos ya vamos comprendiendo lo que Jesús esta comunicando en esta parábola.
Y al igual que estos terrenos que hemos mencionado,
para cualquier persona con sentido común, sería bastante absurdo esperar fruto de un terreno que esta saturado de espinos
Este es el tercer tipo de terreno que nos presenta Jesús en esta parábola
Mateo 13:7 RVR60
7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.
Con tan solo 12 palabras, Jesús nos presenta una verdad muy profunda
Al leer estas palabras, puede pasar que la primera imagen que venga a nuestras mentes es la da la semilla cayendo en un terreno lleno de espinas que están a la al descubierto, expuestas.
No se si alguna vez han tenido la oportunidad de caminar por algún terreno de agricultura o por alguna montaña o monte,
Si lo ha hecho, estoy seguro que en algún momento se ha topado con una parte de tierra que esta cubierta por espinas.
Recuerdo que hace algunos años, mientras estaba jugando fútbol en un campo muy descuidado, era mas tierra que pasto,
cuando en una jugada caí en lo que yo pensé que era pasto,y al caer inmediatamente sentí muchos piquetes en mi espalda que me causaron mucho dolor, al levantarme me di cuenta que había caído entre muchas espinas, algunas hasta se habían atorado en mi playera,
si alguna vez les ha pasado sabrán que es muy doloroso.
Sin embargo, cuando Jesús dice
“parte de la semilla cayó entre espinos”
no pensemos que se refiere a que el sembrador arrojo la semilla donde había ramas llenas de espinas al descubierto,
La audiencia en aquel momento fácilmente se identifico con esta referencia
Esto era algo muy común en esos tiempos,
Las raíces y las semillas de los espinos son muy pequeñas casi imperceptibles a simple vista, de manera que cuando el sembrador preparaba el terreno para la siembra, le era casi imposible darse cuenta que el terreno donde estaba apunto de arrojar la semilla, estaba lleno de diminutas raíces o pequeñas espinas, que pronto crecerían y se desarrollarían en espinos maduros que harían cualquier intento de cosecha inútil.
Este terreno es de los mas peligrosos y engañosos
No era inusual que un sembrador sembrara su semilla con toda le esperanza de recibir fruto para después regresar y encontrar su cosecha ahogada por espinos.
Esta era una de las peores amenazas para cualquier sembrador, aun los mas experimentados,
por el gran desafió que implica el hecho de que los espinos son muy diminutos y se encuentran mezclados, camuflados, en lo que parece buena tierra;
El evangelio de Lucas nos proporciona con un detalle muy importante
Lucas 8:7 RVR60
7 Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron.
Estos espinos germinaron y crecieron JUNTAMENTE con la semilla de la palabra de Dios
Es un terreno donde se han mezclado dos semillas totalmente OPUESTAS
La buena semilla y los espinos
Y las dos no podrán fructificar juntas; solamente una podrá prevalecer
Y como nos dice la escritura
“y los espinos crecieron, y la ahogaron”
Cuando la semilla caía en un terreno lleno de espinas, le era imposible competir para obtener humedad y luz del sol, así que se ahogaría y nunca se desarrollaría
¿A que tipo de personas ejemplifica este terreno tan peligroso?
Mateo 13:22 RVR60
22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.
Son aquellos que oyen la palabra pero aman a este mundo y las cosas que ofrece
“el afán de este siglo” literalmente el vocablo original comunica la idea que a estas personas
les preocupa, les duele, les angustia dejar las cosas de este mundo.
Este terreno representa a las personas que viven en dos reinos
que en su corazón albergan dos semillas totalmente opuestas e incompatibles
Son fuentes que pretenden dar agua dulce y agua salada al mismo tiempo
No son ni fríos ni calientes; son tibios
Lamentablemente de estos hay muchos, los encontraras en cada iglesia cristiana
Son aquellos que viven con un pie en la iglesia y otro en el mundo.
Como podemos apreciar, estas personas “oyen la palabra” están expuestos a la palabra
como vimos en Lucas, la semilla germina
puede que aparentemente haya crecimiento,
Este terreno es quizás el mas frustante y peligroso de todos.
Son aquellas personas que les gusta ir a la iglesia, se reúnen sin ningún problema
Tienen el deseo de cambiar, quieren servir a Dios pero al mismo tiempo no están dispuestos a renunciar a su pecado, no quieren SOMETERSE completamente al Señorío de Cristo
Están en la iglesia, han experimentado la gloria de Dios
son los mismos a los cuales se refiere el autor de Hebreos cuando dice:
“...fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero...” (Hebreos 6:4-5)
Estas personas puede que hasta sirvan a Dios por un momento, se bautizan, se congregan, aparentan llevan fruto
pero “el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra”
No aman a Dios sobre todas las cosas, en su corazón alguien mas ocupa el trono
Tienen otras prioridades en su vida que ahogan la palabra
La escuchan pero no puede dar fruto porque rápidamente en su mente se levantan objeciones que la hacen infructuosa
Son esas personas que viven en el pero toda su vida cristiana
Si quiero servir a Dios “pero” esto o aquello
son engañados por las riquezas, no porque necesariamente sean personas con mucho sustento
Sino que “codician” las riquezas, y hará todo lo posible para adquirirlas
incluso si IMPLICA dejar en segundo o tercer lugar a Dios.
En su mente Dios puede esperar, han sido engañados por el amor al dinero
Y dicen, voy a servir a Dios después que alcance esto y aquello,
cuando tenga entonces me enfocare en Dios
y ese momento nunca llega, se la pasan persiguiendo una mentira toda su vida
“son engañados” porque siempre querrán mas y jamas estarán satisfechos
1 Timoteo 6:10 RVR60
10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
Su mirada esta en este mundo, en las cosas pasajeras, se han creído la mentira de las riquezas
Ignorando que el dinero y las comodidades son incapaces de satisfacer verdaderamente el corazón y no pueden producir gozo perdurable; todo es pasajero con el dinero en este mundo
Mateo 6:24 RVR60
24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
Pero este terreno no solo incluye aquellos que su prioridad son las comodidades
Lucas 8:14 RVR60
14 La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.
“Son ahogados por los placeres de la vida”
El evangelio de Marcos lo relata de esta manera
“ y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra” (Marcos 4:19)
Uno de los peligros mas grandes en la vida cristiana es pretender servir a a Dios mientras al mismo tiempo
vivimos para satisfacer los deseos de nuestra carne
Este terreno ejemplifica a los que se han creído la mentira de que es posible ser cristiano y vivir conforme a la carne
hasta se han apropiado de una designación teológica: se hacen llamar cristianos carnales
NO existe una contradicción mas grande de los que con su boca profesan a Cristo Señor pero con sus acciones sirven al dios de este siglo; satanás.
A tales personas Dios tiene un mensaje claro:
Apocalipsis 3:15–16 (RVR60)
“...¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”
Cuando el apóstol Pablo dirige las siguientes palabras de advertencia a los hermanos de Corinto
con la intención de los que los creyentes no se unan a yugo desigual; su argumento se basa en el hecho de que es imposible pretender mezclar la luz con las tinieblas
“...¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? 16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente...” (2 Corintios 6:14-15)
En la escritura Belial es la misma personificación de la mundanalidad, del pecado
un titulo que se refiere al mismo satanás.
Este terreno incluye a todos aquellos que pretenden poder engañar a Dios ignorando que viven cegados por el mismo diablo
1 Juan 2:15–16 RVR60
15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
Santiago 4:4 RVR60
4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.
Es muy interesante que Jesús escogió los espinos para referirse a estas personas
porque si recordamos los espinos son una consecuencia de la caída del hombre
Génesis 3:17–18 RVR60
17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.
Los espinos y cardos son consecuencia de la maldición del pecado en el hombre
y por naturaleza el hombre ama su pecado, esta escalvizado a la maldad
de manera que las espinas de su pecado siempre ahogaran la palabra impidiendo que produzca fruto en su vida
Sin embargo, una de las escenas mas significativas que nos relatan los evangelios durante los padecimientos de Cristo se encuentra en
Mateo 27:27–30 RVR60
27 Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio, y reunieron alrededor de él a toda la compañía; 28 y desnudándole, le echaron encima un manto de escarlata, 29 y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos! 30 Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza.
Esta corona que fue confeccionada de espinas por los soldados romanos con el propósito de burlarse de Cristo;
Sin embargo, conllevan un significado glorioso en la obra redentora de nuestro Salvador
Cristo en la cruz llevo sobre El la maldición del pecado; sobre su cabeza yacía aquella corona de espinas
punzantes que son el símbolo de las consecuencias del pecado.
Los soldados romanos, sin saberlo tomaron un objeto de la maldición y lo ajustaron como una corona para aquel que nos liberaría de esa maldición
Gálatas 3:13 RVR60
13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),
Esa corona nos recuerda el hecho de que Cristo es nuestro rey que ha triunfado sobre el poder y dominio del pecado
de manera que no tenemos que vivir una vida de falsedad, no hay porque aparentar
Hay poder en Cristo para ser libres del pecado;
“si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:36)
El triunfó en la cruz
Ven a Cristo para que El destruya por completo todos esas espinas que están tan arraigadas a tu corazón
No puedes servir a Cristo y vivir en pecado,
No dejes que la vanidad de esta vida, que los deseos carnales de este mundo, que el placer del pecado
Ahogue la semilla que Dios ha sembrado en tu corazón;
Dios no puede ser burlado, O sirves a Dios o sigues siendo esclavo del pecado.
Tomando la Cena indignamente
1 Corintios 11:27–34 RVR60
27 De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. 29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. 31 Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; 32 mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo. 33 Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a otros. 34 Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere.
La Santa Cena
1 Corintios 11:23–26 RVR60
23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. 25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.
Oh gran Dios altísimo Reina en mi corazón Se tú el dueño de mi ser Vence toda rebelión No haya vicio ni maldad Ante ti oh Santo Dios Me has comprado por amor, Házme tuyo oh Señor
Mi pecado me cegó No escuchaba yo tu voz Ignoraba tu amor Me alejé de ti Señor Mas tu Espíritu me dio Vida y tu palabra obró A tu Hijo conocí Su evangelio me salvó.
Ahora ayúdame a vivir De tu gracia depender Guarda mi alma y corazón Del maligno líbrame Digno de mi adoración Tuyo es todo mi existir Oh gran Dios, altísimo Glorifícate en mí.
Digno de mi adoración Tuyo es todo mi existir Oh gran Dios, altísimo Glorifícate en mí.
Related Media
See more
Related Sermons
See more