Hebreos 3.7-12 - Advertencia contra la incredulidad - Serie Hebreos No. 16

Hebreos  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented   •  44:01
0 ratings
· 1,930 views
Files
Notes
Transcript

INTRODUCCIÓN

¿ Cómo está tu día? ¿ Cómo estás hoy?
¿ Cómo está tu vida cristiana?
¿No te preocupa nada el día de hoy?
Todos nosotros hemos visto cosas maravillosas, hoy, esta semana, estos meses y estos años. Lo cierto es que Dios hace cosas maravillosas. Pero ¿Cómo afecta todo eso, las cosas maravillosas a tu vida?
Había un pueblo hace muchos años, llamado Israel que también veía y vio por muchos años las obras de Dios.
Este pueblo vio cosas asombrosas, aunque no tanto como nosotros. Este pueblo vio ser liberados de una terrible esclavitud, y obtuvo su libertad a causa de Dios.
Este pueblo al escapar vio partirse el mar rojo, un evento único, para que puedan escapar, murallas de agua a la derecha e izquierda, ¿no es eso increíble?
Pero ese pueblo vio aún más cosas. Un día toda la montaña se llenó de la Gloria de Dios y hubo estruendos impresionantes y vieron una manifestación de Dios. Ese pueblo vio como caía del cielo el maná que hacía de pan para ellos todos los días. Eso fue extraordinario.
Ese pueblo vio a Moisés como resplandecía al haber estado cerca a Dios . Y ese pueblo vio como Dios obró a favor de ellos al cumplir su pacto de ser un pueblo suyo.
Ese pueblo vio como una columna de fuego guiaba y servía de Luz al pueblo en las noches.
¿Cómo crees que estaría ese pueblo?
Seguro muy fuertes firmes ante tantas y tantas maravillas.
Dios no se reservaba sus maravillas o poder con ese pueblo, de seguro que tendrían que ser los primeros en la fe.
¿Crees que fue así?
Vamos a ir a Hebreos 3.7.

EXÉGESIS He 3.7-12.

Hebreos 3:7 RVR60
7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz,
En realidad esto lo dice el Salmista en Sal 95. Pero es una evidencia o prueba de la inspiración de las Escrituras, porque las palabras del Salmo o alabanza es consideraba Palabra de Dios, específicamente del E.S.
Pero había un Salmo entre muchos que se repetía los días viernes y los días sábados en las sinagogas judías. Este Salmo era parte de la liturgia o práctica del culto que tenían los judíos.
Los versículos de Hebreos 3.7-11 son una cita casi textual de la segunda parte de este Salmo 95 tan repetido.
La primera parte de este Salmo es maravillosa pero rápidamente cambia el Salmo y se vuelve en un Salmo más trágico que el luto.
Entonces tenemos un Salmo 95, citado en Hebreos 3.7-11 que es una descripción de una gran y gran tragedia.
Pero sabes sobre quién es la peor tragedia? Sobre los mismos que habían visto las obras más extraordinarias de Dios que hemos mencionado.
“Si oyereis hoy su voz,..”
He 3.7 y Sal 95.7 son iguales en este sentido.
Salmos hacía recuerdo a lo que el Pueblo de Israel tuvo el privilegio de escuchar. Un día en un gran estruendo pero también a la guía de Dios, la voz de Dios que fue Moisés.
Dios se manifestaba de distintas maneras y obraba milagrosamente en el pueblo y su voz era conocida a través de las ordenanzas de Moisés.
“Hoy..” - para el Salmista había una advertencia que debía dar y era útil para ese tiempo, de la misma manera que lo cita el Autor de los hebreos, que era útil para el primer siglo y de la misma forma que lo leemos voy, que es útil para nosotros el día de hoy.
Pero el siguiente versículo, es el inicio de la tragedia o mayor tragedia registrada en el pueblo de Israel.
Hebreos 3:8 RVR60
8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,
“No endurezcaís vuestros corazones,..”
La advertencia o segunda gran advertencia de Hebreos es la "advertencia contra la incredulidad".
El pueblo de Israel había endurecido su corazón.
¿Pero a qué evento tan trágico hace referencia Salmos 95?
Contexto: Números 13-14. Son dos suscesos, este es el primero.
Números 13:1–2 RVR60
1 Y Jehová habló a Moisés, diciendo: 2 Envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos.
Jehová después de todas las maravillas hechas, estaba encaminando al pueblo a una más. A una muy especial. Llegar a la tierra prometida después de salir de la esclavitud de Egipto.
Moisés envía a 12 personas, uno de cada tribu entre los cuales está Caleb (Judá) y Josué (Efraín).
Y Moisés les da una misión a los 12:
Recuerden el contexto, están preparándose para lo más especial que era llegar a la tierra prometida.
Números 13:17–20 RVR60
17 Los envió, pues, Moisés a reconocer la tierra de Canaán, diciéndoles: Subid de aquí al Neguev, y subid al monte, 18 y observad la tierra cómo es, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si poco o numeroso; 19 cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; y cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas; 20 y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no; y esforzaos, y tomad del fruto del país. Y era el tiempo de las primeras uvas.
Y esos hombres espías recorren la extensa tierra en 40 días, y luego regresan dónde Moisés y Aarón.
Pero esta es la parte donde empiezan a complicarse las cosas:
Números 13:27–29 RVR60
27 Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella. 28 Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac. 29 Amalec habita el Neguev, y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en el monte, y el cananeo habita junto al mar, y a la ribera del Jordán.
Los espías estaban aterrados. Dios les había prometido esa tierra y aunque era una tierra fértil de leche y miel, el reporte es un reporte totalmente desalentador.
Las ciudades son grandes, así como en ella hay hombres valientes y guerreros como los hijos de Anac.
Moisés les había enviado a tomar aliento al ver la tierra y los espías traían noticias de que era casi impenetrable la tierra. Y el pueblo quedó totalmente desesperado, bullicioso, entró en pánico y en desorden.
Entonces Caleb, uno de los dos, junto a Josué, que no había perdido la esperanza y la fe en Jehová, intenta animar al pueblo:
Números 13:30 RVR60
30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.
Caleb hace un intento de calmar al pueblo pero es inútil, vean los siguientes versículos
Números 13:31 RVR60
31 Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.
Primero tienen temor pero mucho peor aún, dejan de creer en Dios. ¿ No era Dios quien les había dicho que tendrían la tierra por heredad?
Recuerda el contexto: Dios había mostrado las más grandes maravillas y milagros que ningún pueblo había visto nunca.
Y entonces se produce los resultados de corazones endurecidos, DEJAN DE VER LAS OBRAS DE DIOS, Y LA INCREDULIDAD SE MANIFIESTA EN ACTOS OFENSIVOS A DIOS.
Números 13:32–33 RVR60
32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. 33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.
No necesariamente se trata de gigantes, podría ser la expresión de un gran ejército y de fortalezas armadas. Si son gigantes o no podemos dejar para nuestro estudio de Números algún momento, por ahora no es relevante.
Lo que es cierto, es que protestan de la tierra que Dios les había preparado y que Dios ya había definido como la tierra de Israel.
¿Recuerdan el caso de Gedeón? Dios vencería a ejército de Miles y miles tan solo con 300 hombres y sin usar una sola espada y sin un solo puño.
¿Recuerdas el caso de David y Goliat? David un joven en desventaja y totalmente desproporcional a un gigante, lo venció fácilmente.
Así que no se trataba del tamaño de los hombres o del tamaño de su ejército. Solo se trataba de confiar en Dios.
Pero el pueblo acababa justamente de hacer lo contrario.
Este pueblo había visto maravillas y el mar partirse y un ejército poderoso egipcio que no pudo ni tocarlos por causa del mar rojo, pero ni aún después de las maravillas de Dios podían ellos descansar en el Creador.
Así que, inicia lo peor, la tragedia más grande del pueblo de Israel.
Números 14:1–2 RVR60
1 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. 2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!
El grito es de arrepentimiento, pero no de arrepentimiento delante de un Dios Santo, sino arrepentimiento por haber creído justamente a ese Dios Santo.
Que terrible!!!!!!
Números 14:3 RVR60
3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?
Y el pecado es consumado, la incredulidad está en el corazón de quienes habían recibido toda la gracia de Dios.
Para ellos Dios es culpable de la muerte de los hebreos.
Han cambiado la Gloria de Dios por una acusación de muerte. Ya no era el Dios de la salvación y vida sino el Dios de la muerte.
Esto es una blasfemia contra Dios.
“..¿No nos sería mejor volver a Egipto?”.
Y ahora la incredulidad lleva a ver que era mejor estar sin Dios.
Era mejor la esclavitud de Egipto que la vida plena en la tierra prometida.
¡Que desastre.!
Así que Dios, Su Palabra, la evidencia de Sus obras había Sido desechada.
Números 14:4 RVR60
4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.
El corazón rebelde, desagradecido y sobre todo incrédulo actúa en el pueblo para volver atrás.
Crees que todo eso es lo peor?
Miren cómo reaccionan contra Moisés, el profeta mayor y enviado de Dios.
Números 14:4 RVR60
4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.
Apedrearlos. Matar al enviado.
¿ Acaso otros corazones incrédulos no harían eso mismo con el enviado de Dios, Jesucristo?
Los corazones incrédulos están en todas las épocas, igual en 2022.
Y entonces Dios hace juicio ante la incredulidad. Pero Moisés aún casi siendo apedreado, recuerda que era el hombre más manso en la tierra, rogó a Dios por perdón al pueblo.
Y Dios castigó la incredulidad como igualmente lo hará siempre que lo haya.
Números 14:20–24 RVR60
20 Entonces Jehová dijo: Yo lo he perdonado conforme a tu dicho. 21 Mas tan ciertamente como vivo yo, y mi gloria llena toda la tierra, 22 todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, 23 no verán la tierra de la cual juré a sus padres; no, ninguno de los que me han irritado la verá. 24 Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión.
La incredulidad no se castiga con más trabajo, con menos horas para dormir, sino con privarse de la esperanza de la fe, con el reposo de Dios.
Y la sentencia de Dios es que no verán la tierra prometida.
¿Recuerdas el contexto? Todo se trataba al ser sacados de Egipto, de llegar a esa tierra. Y estaban siendo privados del propósito máximo. Su incredulidad los había privado. Sus corazones duros como el de Faraón, del cuál escaparon, les había privado del motivo de su liberación.
Pero no se trataba de tierra, sino de la comunión que tendrían con Dios a través de la fe. Y de la promesa hecha a sus padres, de un Salvador anunciado desde Génesis 3.15 y anunciado a Abraham, Isaac y Jacob.
Todo esto habían perdido por la incredulidad.
Números 14:28–30 RVR60
28 Diles: Vivo yo, dice Jehová, que según habéis hablado a mis oídos, así haré yo con vosotros. 29 En este desierto caerán vuestros cuerpos; todo el número de los que fueron contados de entre vosotros, de veinte años arriba, los cuales han murmurado contra mí. 30 Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra, por la cual alcé mi mano y juré que os haría habitar en ella; exceptuando a Caleb hijo de Jefone, y a Josué hijo de Nun.
Ninguno de ellos entraría a la tierra prometida, al reposo de Dios.
¿Y saben por qué el pueblo de Israel camina en el desierto 40 años? Porque toda esa generación tenía que caer.
Números 14:34–35 RVR60
34 Conforme al número de los días, de los cuarenta días en que reconocisteis la tierra, llevaréis vuestras iniquidades cuarenta años, un año por cada día; y conoceréis mi castigo. 35 Yo Jehová he hablado; así haré a toda esta multitud perversa que se ha juntado contra mí; en este desierto serán consumidos, y ahí morirán.
Dios todavía era fiel a Su promesa aunque el pueblo no lo merecía, así que otra generación entraría a la tierra prometida.
¿Sabes qué significa Deuteronomio?
"Repetición de la ley"
¿Y por qué nuevamente en la Biblia repetición de la ley?
Porque todos los que escucharon la primera ley iban a morir. No iban a entrar en la tierra prometida y por eso iban a venir jóvenes que nunca habían escuchado la Ley, y Dios se las vuelve a dar. Eso es el libro de Deuteronomio, una repetición de la ley para una segunda generación.
Ese fue el evento trágico. Y hay algunas cosas más, como la muerte de los 10 espías malvados pero esto que hemos leído es una de los juicios más severos de Dios al pueblo de Israel.
¡No hemos ni empezado Hebreos!! Pero ya será fácil entenderlo.
Hebreos 3:8 RVR60
8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,
Así que la advertencia es a no endurecer el corazón que lleva a la incredulidad. Así como lo hizo el pueblo de Israel en el desierto.
Hebreos 3:9 RVR60
9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años.
Eso era lo que habían hecho sus padres. Desconocer el poder de Dios pese a las maravillas realizadas ante sus ojos.
¿ Dónde quedó la liberación de Egipto?
¿ Dónde quedó atravesar el mar?
¿Dónde quedó el maná del cielo?
Hebreos 3:10 RVR60
10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos.
El tema del corazón o el SER es tomado con seriedad por Dios. Nunca a la ligera. En esos corazones debería estar el deseo de tener comunión con el que los había Salvado o liberado y el deseo de tener comunión con el que los estaba guardando para un día dar la salvación al mundo por medio de Jesucristo.
El corazón incrédulo no comprende las cosas de Dios.
Hebreos 3:11 RVR60
11 Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo.
Se recuerda el juicio de Dios al no haber entrado a esa tierra especial que es el reposo de Dios.
El reposo de Dios en la vida tiene múltiples sentidos, algunos son tierra prometida como en este caso y en otros contextos es la vida eterna o una comunión con Él.
Pero yendo ya a la parte de aplicaciones. Es exactamente la misma para nosotros que era para la audiencia a los hebreos:
Hebreos 3:12 RVR60
12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo;
Y aunque vamos a continuar la siguiente a partir de este versículo, tenemos la segunda advertencia o exhortación de Hebreos. Advertencia contra la incredulidad.

Meditemos en la Palabra.

No era advertencia a un pueblo que no es suyo. Y la carta a los hebreos está escritos a creyentes, hermanos santos!
La incredulidad está a la puerta.
Pero tal vez digas: “yo no seré incrédulo”. Y esas maravillas hechas al pueblo de Dios a través de Moisés no son para mí.
Pero has recibido una maravilla más grande que todas las que recibió Israel.
No habló Dios a través de Moisés para ti, pero habló mucho más grande a través de Cristo para ti.
No participaste de la pascua por la liberación de Egipto pero mayor a eso eres participante de la pascua que es Cristo, dando su vida en sacrificio por ti.
No viste el mar rojo abrirse para escapar de la esclavitud pero una lanza atravesó el cuerpo de Cristo para liberarte de la esclavitud del pecado.
No escuchaste la voz de Dios en el desierto ni recibiste el maná del cielo pero mayor a eso escuchas la voz de Cristo en las Escrituras diciéndote que Él es en pan del cielo.
Este es el argumento del autor a los hebreos. Si el pueblo de Israel fue castigado severamente por la incredulidad a las promesas dadas por Moisés y privado del reposo de Dios ¿Cuánto más el que sea incrédulo a la voz de Cristo que es mayor a Moisés?
Ciertamente no habrá reposo eterno para quien no escuche a Cristo mayor que Moisés.
Volvamos a las preguntas del inicio:
¿Cómo estás el día de hoy?
¿Cómo está tu vida espiritual?
¿Nada de tu vida espiritual te preocupa el día de hoy?
Pues ya sabes que había un pueblo de Israel que pensaba lo mismo y cayó y fue privado del reposo de Dios.
Alguna aplicación adicional:
Mucho cuidado con protestar contra Dios.
¿Qué te debe Dios?
¿En qué es deudor Dios a nosotros?
El hijo de Dios fue crucificado por nosotros.
¿Qué te lleva a protestar contra Dios? ¿El trabajo, la salud, algún tema familiar?

CONCLUSIÓN

Hebreos 3:7 RVR60
7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz,
No endurezcamos nuestro corazón. NO SEAMOS INCRÉDULOS. Si oímos su voz, entonces viviríamos entregados al Señor, a su iglesia, al ministerio, tendríamos una pasión por lo mismo que Dios tiene pasión que es la salvación al mundo.
Si oímos su voz, tendríamos que deleitarnos con las palabras de Cristo, que son suficientes.
Vamos a orar.
Related Media
See more
Related Sermons
See more