Llamando Discípulos.

Marcos  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented   •  57:43
1 rating
· 199 views

Habiendo anunciado el reino de Dios, el Señor Jesús empieza a establecer una comunidad de seguidores que se someterá al reinado de Dios. De ahí que la descripción que hace Marcos del mensaje del reino de Dios, ahora queda individualizada en su llamamiento de discípulos. Los primeros discípulos al escuchar su llamado, inmediatamente le obedecieron. La pregunta es; ¿Le has obedecido ya? ¿En que pastor? El te ha llamado al arrepentimiento de tus pecados. La pregunta es, ¿los has hecho? ¿te has vuelto a Dios con todo tu corazón?

Files
Notes
Transcript
Marcos 1:16–20 RVR60
16 Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. 17 Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. 18 Y dejando luego sus redes, le siguieron. 19 Pasando de allí un poco más adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan su hermano, también ellos en la barca, que remendaban las redes. 20 Y luego los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron.

INTRODUCCIÓN

Habiendo anunciado el reino de Dios, el Señor Jesús empieza a establecer una comunidad de seguidores que se someterá al reinado de Dios.
De ahí que la descripción que hace Marcos del mensaje del reino de Dios, ahora queda individualizada en su llamamiento de discípulos.

I. LLAMAMIENTO DE DISCÍPULOS

Dos parejas de hermanos pescadores, tres de los cuatro: Pedro, Jacobo y Juan se convertirán en discípulos clave, lo que se le llama a veces el “circulo intimo de discípulos”.
Encontramos algunos ejemplos en:
Marcos 5:37 RVR60
37 Y no permitió que le siguiese nadie sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo.
Marcos 9:2 RVR60
2 Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan, y los llevó aparte solos a un monte alto; y se transfiguró delante de ellos.
Marcos 14:33 RVR60
33 Y tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y comenzó a entristecerse y a angustiarse.
A Simón no se le llamará Pedro (que significa piedra) más adelante en:
Marcos 3:16 RVR60
16 a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro;
Donde aprendemos que fue Jesús mismo quién le dio este apodo.
Pedro es el mas destacado de los doce. Siempre se le nombre en primer lugar en la lista de los discípulos.
Marcos 3:16–19 RVR60
16 a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro; 17 a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan hermano de Jacobo, a quienes apellidó Boanerges, esto es, Hijos del trueno; 18 a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el cananista, 19 y Judas Iscariote, el que le entregó. Y vinieron a casa.
Pedro se distinguía tanto por su insensatez como por su perspicacia.
Marcos 8:32–33 RVR60
32 Esto les decía claramente. Entonces Pedro le tomó aparte y comenzó a reconvenirle. 33 Pero él, volviéndose y mirando a los discípulos, reprendió a Pedro, diciendo: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.
Marcos 14:29–31 RVR60
29 Entonces Pedro le dijo: Aunque todos se escandalicen, yo no. 30 Y le dijo Jesús: De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces. 31 Mas él con mayor insistencia decía: Si me fuere necesario morir contigo, no te negaré. También todos decían lo mismo.
Y ¿Quienes eran estos hombres?

ERAN PESCADORES

Marcos 1:16 RVR60
16 Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.
Marcos 1:19 RVR60
19 Pasando de allí un poco más adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan su hermano, también ellos en la barca, que remendaban las redes.
Ahora bien, el mar de Galilea es en realidad un lago interior en forma de riñón, sobre el río Jordán en la región de Galilea.
De ahí que la pesca era una industria destacada en Galilea. Los hermanos Pedro y Andres estaban echando una red para atrapar peces.
Cuando de repente escuchan la voz de un hombre a la orilla del mar llamándoles.

EL LLAMADO

Marcos 1:17 RVR60
17 Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres.
La expresión griega venid tras de mí, o como bien se se traduce en nuestra versión en español; Venid en pos de mí, es un llamamiento al discipulado, una relación de aprendizaje con un maestro. Algo que era muy común entre los rabinos de la época.
Normalmente un estudiante buscaba a un rabino en particular y le pedía poder seguirlo. Jesús por el contrario se aproxima a ellos y los llama. Eso se llama gracia divina.
Dios nos da el privilegio de seguirle y de ser sus discípulos. ¡Qué bendición!
Ahora bien, él no solamente los llama, sino que juntamente con el llamado viene el propósito.
Y haré que seáis pescadores de hombres.
Esta imagen de pescar para estos pescadores profesionales era algo que los atraía. Pero también en el Antiguo Testamento encontramos la imagen de pescar personas aunque siempre en el contexto del juicio inminente.
Jeremías 16:16 RVR60
16 He aquí que yo envío muchos pescadores, dice Jehová, y los pescarán, y después enviaré muchos cazadores, y los cazarán por todo monte y por todo collado, y por las cavernas de los peñascos.
Pero en esta ocasión el Señor tiene otro plan. No quiere pescadores para traer juicio, quiere pescadores para rescatar a los hombres.
De manera que el Señor da la vuelta a la imagen y la convierte ahora en una de salvación.
El propósito de pescar personas es para rescatarlas del pecado y la muerte llamándolas al reino de Dios.
La frase griega haré que seáis pescadores de hombres. También puede leerse como; Os haré pescadores de hombres o los entrenaré a pescar personas.
Hermanos, todos los que estamos aquí incluyéndome a mí mismo somos el fruto del esfuerzo de un hombre o una mujer que obedeció al Señor Jesucristo y siendo entrenada o entrenado por medio de las escrituras salió y nos encontró en el mar del pecado en el cual estábamos sumergidos y nos rescataron de ese terrible lugar y de sus consecuencias.
Por esa razón ahora nosotros tenemos el deber y la imperiosa necesidad de compartir el evangelio con otros, para que ellos también sean rescatados del pecado y de la muerte eterna.
Y ¿Cuál fue la respuesta de Pedro y Andres su hermano?

LA RESPUESTA

Marcos 1:18 RVR60
18 Y dejando luego sus redes, le siguieron.
La palabra que se traduce como luego aquí originalmente se entiende como inmediatamente.
No fue que ellos lo hicieron luego, en el sentido de después de que terminaran lo que hacían o volvían de sus trabajos a sus casas.
Ellos lo dejaron todo inmediatamente y al instante le siguieron.
Pedro y Andres dejaron lo que estaban haciendo y empezaron a seguir al Señor.
Ahora bien es posible como vemos en los otros evangelios que ellos hayan visto al Señor en una ocasión previa, pero Marcos no demuestra interés en eso.
Para él lo más importante son las palabras autoritativas de Cristo y la respuesta inmediata de los discípulos.
Hermanos el reino de Dios es un llamamiento urgente y exige una respuesta absoluta.
Ellos al oír la voz del Señor que los llamaba a seguirle, inmediatamente dejaron sus redes y se fueron en pos de Él.
Note hermano que eso era su trabajo y su forma de conseguir el sustento para ellos y su familia.
Sin embargo cuando escucharon y reconocieron quién era el que los llamaba, desistieron de sus redes y al instante le siguieron.
Hermanos, cuando nosotros reconocemos quién es Él, y quién es el que nos llama. Entonces ahí sera el momento en el que dejaremos todo por seguirle a Él.
Algunos no han dejado nada atrás por seguir a Cristo. Y sabes porqué, porque no le conocen, no tienen idea de quién les llama.
Aquel que nos llama es el Señor y Soberano sobre todo lo que existe.
Aquel que nos llama al arrepentimiento, es el mismo que conoce el destino de los que no se arrepienten.
Aquel que nos llama a seguirle con temor, es el mismo que puede destruir nuestra alma en el infierno sino me vuelvo a él.
Aquel que me pide que le ame con todo mi corazón, con toda mi mente y con todas mis fuerzas, es el mismo que me amó primero y derramó su preciosa sangre en una cruz.
Aquel que me pide venir en pos de él es el Dios, creador y sustentador del universo, el único que tiene la herramienta para cortar el hilo que sostiene mi pobre vida sin Él. Y que la única razón por la cual no lo ha hecho es porque me llama, y porque me extiende su misericordia.
Aquel que me llama es el único ser por el cual vale la pena dejarlo todo.
Ahora bien, volviendo al texto. La misma escena se repite ahora con otros dos hermanos pescadores, Jacobo y Juan.
Marcos 1:19 RVR60
19 Pasando de allí un poco más adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan su hermano, también ellos en la barca, que remendaban las redes.
El término remendar puede significar también preparar sus redes para un propósito. De manera que lo que pudieron estar haciendo estos dos hermanos era, preparar las redes para ir a pescar.
Jacobo era probablemente el mayor y primogénito razón por la cual se le nombra primero y relacionándolo con su padre. Por otro lado Juan es nombrado en relación con Jacobo.
Este es el Jacobo que al final será arrestado y ejecutado por Herodes Agripa.
Hechos de los Apóstoles 12:1–2 RVR60
1 En aquel mismo tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la iglesia para maltratarles. 2 Y mató a espada a Jacobo, hermano de Juan.
estos dos hermanos fueron apodados los hijos del trueno.
Marcos 3:17 RVR60
17 a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan hermano de Jacobo, a quienes apellidó Boanerges, esto es, Hijos del trueno;
A ellos dice nuestro texto de estudio, vio el Señor e inmediatamente les llamó y continua diciendo que ellos dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros le siguieron.
Marcos 1:20 RVR60
20 Y luego los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron.
Así que vemos nuevamente que el llamado y la respuesta son inmediatas.
Para Marcos, no se trata de una respuesta a seguir a Jesús tras observar sus milagros y considerar o reflexionar sobre el coste de seguir a Cristo.
Más bien, Jesús habla y la gente obedece. Su inminente presencia y autoridad es la que demanda una respuesta.
A lo largo de este evangelio, las palabras de Cristo contienen autoridad divina.
Cuando él habla, los demonios se alejan, las enfermedades se curan, las tormentas y las olas se calman y los expertos en debatir se quedan sin palabras.
Jesús habla y actúa con autoridad de Dios.
Estos cuatro hombres al escuchar el llamado de Dios, no pudieron hacer otra cosa más que responder inmediatamente el llamado y dejaron todo por seguirle.
Hermano, ser discípulo de Cristo tiene un precio que tenemos que pagar.
Y sólo aquellos que verdaderamente estén dispuestos a seguirle serán los que desasistirán aquellas cosas que le impiden seguir y obedecer completa y absolutamente al Señor.
Algunas de las cosas que pueden impedirnos seguir y obedecer al Señor pueden ser;
Los placeres de este mundo.
Las riquezas.
Marcos 10:21–24 RVR60
21 Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. 22 Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. 23 Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! 24 Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas!
Entrega todo lo que tienes y ve y sígueme tomando tu cruz en otras palabras muriendo a ellas.
No podemos seguir a Cristo con nuestro corazón en las riquezas y en las muchas posesiones, (No te condena el tener, sino el amarlas por encima de Él).
La familia.
Por último; nosotros mismos.
Por eso dice:
Marcos 8:34 RVR60
34 Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
De manera negativa un discípulo debe negarse a sí mismo de forma decisiva diciendo no a los intereses egoístas y a la seguridad terrenal.
Lo que se nos pide es negarnos a nosotros mismos, la negación de nuestro yo, es volverse de la practica idolatra, filosófica y mundana de de centrarse en nosotros mismos.
Y como ya hemos dicho, sólo aquellos que verdaderamente estén dispuestos a seguirle serán los que desasistirán aquellas cosas que le impiden seguir y obedecer completa y absolutamente al Señor.

CONCLUSIÓN

Los primeros discípulos lo dejaron todo por seguirle. Le pregunto;
¿Lo has dejado todo por seguirle?
¿De verdad eres un discípulo y seguidor de Cristo?
Los primeros discípulos al escuchar su llamado, inmediatamente le obedecieron. La pregunta es;
¿Le has obedecido ya? ¿En que pastor? El te ha llamado al arrepentimiento de tus pecados. La pregunta es, ¿los has hecho? ¿te has vuelto a Dios con todo tu corazón?
Estos cuatro hombres al escuchar el llamado de Dios, no pudieron hacer otra cosa más que responder inmediatamente al llamado de Dios y dejaron todo por seguirle.
¿Habrá alguien aquí dispuesto a seguir este ejemplo?
¿Habrá alguien aquí que quiera responder al llamado de arrepentimiento?
¿Habrá alguien aquí dispuesto a ser entrenado a ser un pescador de hombres?
¿Habrá alguien aquí en esta Iglesia dispuesto a negarse a sí mismo por seguir al Señor?
Related Media
See more
Related Sermons
See more