LA VOCACIÓN DE SERVICIO A DIOS (Marcos 6:7-13)

Evangelio según San Marcos  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 120 views
Notes
Transcript
1 EL SEÑOR LLAMA A LA COMUNIÓN (7)
2 EL SEÑOR LLAMA AL DESPRENDIMIENTO (8-9)
3 EL SEÑOR NOS DA PAUTAS (10-11)
4 EL SEÑOR NOS DA EL MENSAJE (12-13)
INTRODUCCIÓN
Proseguimos con esta maravillosa sería.
Hace unas semana veíamos como Dios llamaba a los 12, personas sin ningún don extraordinario en su naturaleza humana, hombres como tú y como yo, simplemente humanos y con muchas limitaciones.
Y si, pudieron hacer cosas extraordinario, porque entramos en el misterio del llamado, de cómo personas normal, sencillas corriente, hacen, ven lo extraodinario.
Precisamente, partimos de la premisa que todo nace en el llamado divino…
¿Qué es este llamado divino? ¿Cómo llama el Señor? ¿Para que llama el Señor?
Vamos a profundizar en las aguas de la Palabra de Dios...

1. EL SEÑOR LLAMA A LA COMUNIÓN (7)

Marcos 6:7 LBLA
7 Entonces llamó* a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos;
a) Es quien llama con autoridad.
Marcos 3:13–15 LBLA
13 Y subió* al monte, llamó* a los que Él quiso, y ellos vinieron a Él. 14 Y designó a doce, para que estuvieran con Él y para enviarlos a predicar, 15 y para que tuvieran autoridad de expulsar demonios.
Son pasajes muy similares, pero Jesús ya había llamado anteriormente, los había escogidos.
Y los llamaba con autoridad…
Nadie pude hacer nada si Dios no se lo da…
No podríamos llamarnos cristianos si Cristo no nos hubiera llamado, no podemos ser ministros si Cristo no nos hubiera llamado, por lo tanto aquí vemos la importancia de este llamado de autoridad, un llamado lleno de gracia y misericordia.
Juan 3:27 LBLA
27 Respondió Juan y dijo: Un hombre no puede recibir nada si no le es dado del cielo.
b) Quien capacita
Y claro, esto también es del Señor, podemos servir porque nosotros somos capacitados por tu Espíritu Santo, podemos servir porque nosotros somos guiados por Él, podemos servir porque nosotros menguamos y el crece en nosotros. Podemos servir cuando estamos más humillado a Cristo.
El nos capacita para hacer obra para su gloria, es lo que veremos en este texto, pero antes…
c) Nos llama a la comunión mutua
Los llamó de dos en dos… no existe un cristiano solitario o llanero solitario, no existen familias cristianas aisladas de la iglesia…
Eclesiastés 4:9–10 LBLA
9 Más valen dos que uno solo, pues tienen mejor remuneración por su trabajo. 10 Porque si uno de ellos cae, el otro levantará a su compañero; pero ¡ay del que cae cuando no hay otro que lo levante!
Necesitamos ser pulidos, en este proceso de santificación, y Dios usa para esto a nuestros hermanos…
Proverbios 27:17 LBLA
17 El hierro con hierro se afila, y un hombre aguza a otro.
Si crees que eres cristiano y no buscas la convivencia con tus hermanos… algo falla, algo no cuadra.
No siempre es facil, pero es necesario, es lo que Dios ha ordenador, no podemos ser llaneros solitarios.
Necesitamos a nuestros hermanos, nos necesitamos, sólos no podríamos crecer, sólos no podríamos cumplir la misión de Dios.
Sigamos avanzando…

2. EL SEÑOR LLAMA AL DESPRENDIMIENTO (8-9)

Marcos 6:8–9 LBLA
8 y les ordenó que no llevaran nada para el camino, sino solo un bordón; ni pan, ni alforja, ni dinero en el cinto; 9 sino calzados con sandalias. No llevéis dos túnicas
No estamos hablando que debes desprenderte de todos tus vienes… sino..
a) A no tener lo material como primero
Esto me hace recordar la parábola del joven rico…
No es malo ser rico, ni es pecaminoso, lo malo es tener primero la confianza en lo material que en el Señor, y de eso estamos siempre muy cerca
Mateo 6:19–21 LBLA
19 No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; 20 sino acumulaos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban; 21 porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.
Y el Señor con esto les dice, no os cargueis con los afanes de lo material y de la vanidad, confiar en la providencia de Dios.
Hay quien adora más lo poco que tiene en el bolsillo, que al Señor quien le ha dado todo en este mundo y más allá, la vida eterna.
Lo que el Señor les dijo que no llevara: y les ordenó que no llevaran nada para el camino
Lockman Foundation. (1998). Santa Biblia: la Biblia de las Américas: con referencias y notas (electronic ed., Mr 6:8). Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman.
Alforja. Era un tipo de mochila o bolsa “para el camino” o para “viajar”. Es una bolsa que, antes de salir, la persona llenaría de las provisiones necesarias para el viaje. A causa del contexto, que parece constituir una especie de clímax: “No toméis con vosotros pan, ni aun bolsa para llevarlo, en realidad, ni siquiera dinero para comprarlo”, la idea de que se refiere a la “bolsa de limosnero” (A. Deissmann, Op. cit., p. 109) carece de posibilidades. Además, como Mateo 10:10b indica claramente, ¡Jesús no considera a los apóstoles como mendigos!
Dinero. La palabra que se utiliza en el original tiene el sentido básico de cobre, latón, bronce. En segundo lugar, se puede referir a cualquier cosa hecha de alguno de estos metales. Véase 1 Co. 13:1. En consecuencia se puede referir también a monedas, cambio suelto; así parece ser aquí en Marcos 6:8; cf. 12:41. Nótese la expresión “ni dinero en su cinto”. Al enrollar o ceñir un cinturón, de cualquier material, alrededor del cuerpo con varias vueltas, sus dobleces servirían admirablemente como “bolsillos” para llevar dinero u otros valores. Aun hoy día los que salen al extranjero a menudo llevan dinero o cheques viajeros, etc., en un cinturón por razones de seguridad.
Y que tipo de de ropa deben de llevar:
Sandalia; aquí el plural sandalias. En Mateo 10:10 se usa un sinónimo, con poca o ninguna diferencia en cuanto a significado (véase también Mt. 3:11; Mr. 1:7; Lc. 3:16; 10:4; 15:22; 22:35; Hch. 13:25). Consistían en suelas planas hechas de madera o de cuero, o incluso de fibras vegetales entretejidas. Para impedir que se cayesen se sujetaban con cintas o cordones.

9 sino calzados con sandalias. No llevéis dos túnicas

Túnica; aquí en plural dos túnicas. Era una especie de camiseta larga que se usaba tocando a la piel. Llegaba casi a los pies y tenía aberturas para los brazos (Cf. Mt. 5:40; 10:10; Lc. 3:11; 6:29; 9:3). En Marcos 14:63, el plural se refiere a ropa en general.
Pues el Señor quería…
b) A poner la confianza no en la material sino en Él que llama.
Cristo, quería que aparte de ser un ejecercio de evangelización, fuera un ejercicio de fe, que los discipulos pusieran los ojos, la confianza y el corazón en Aquel que les había enviado…
Pues eso nos pasa a nosotros, teniendo en cuenta Aquel que nos ha salvado, teniendo en cuenta, Aquel que nos ha llamado, teniendo en cuenta Aquel que nos ha dado todo… ¿Dónde tienes hoy tu corazón?
Mateo 6:24–25 LBLA
24 Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. 25 Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa?

3. EL SEÑOR NOS DA LAS PAUTAS (10-11)

Marcos 6:10–11 LBLA
10 —les dijo—y dondequiera que entréis en una casa, quedaos allí hasta que salgáis de la población. 11 Y en cualquier lugar que no os reciban ni os escuchen, al salir de allí, sacudid el polvo de la planta de vuestros pies en testimonio contra ellos.
a) A bendecir aquellos que reciben el Evangelio
Esto es, como iglesia, eviados por el Señor, debemso bendecir aquellos que deben ser bendecidos.
Pues ellos ven, responden con la hospitalidad, ayudan sin interés… No buscando su prorio interés, sino de bendecir y ser bedecidos por Dios.
La hospitalidad era algo muy practicado en la iglesia del primer siglo, e incluso mas adelante, en al didajé tenemos pautas sobre la hospitalidad.
El visitante debía bendecir con su presencia la casa, y los anfitriones abriendo su casa y compartiendo lso vienes sin pedir nada a cambio.
Esto era señal de aquellos que habían recibido el Evangelio.
La extensión del evangelio tiene prioridad sobre los asuntos personales que nos agradan o no nos agradan. Por tanto, los misioneros—no sólo cuando viajaban, sino probablemente también al alojarse ¿de dos en dos?—debían permanecer en el hogar que fue tan bondadoso al ofrecerles hospitalidad. ¡Una lección muy práctica!
Por lo tanto, esto es algo muy a tener en cuenta…
b) A no querer ser más justos que Dios
Marcos 6:11 LBLA
11 Y en cualquier lugar que no os reciban ni os escuchen, al salir de allí, sacudid el polvo de la planta de vuestros pies en testimonio contra ellos.
hoy muchos querrían ser mas justos que Dios, y decir… ¿Cómo vas hacer eso? ¿Vamos a seguir con ellos hasta que creean? Pero el desgastado ahí vas a ser tu.
A muchos les escandaliza la justicia de Dios y quieren ser más justo que Dios mismo, quien es plenamente Justo.
¿De dónde viene este «rito»?
Después de viajar por territorio pagano, los judíos tenían por costumbre sacudir el polvo de sus sandalias y ropa antes de entrar en la Tierra Santa.241 Temían que, de no hacerlo así, los objetos levíticamente limpios de su patria pudieran volverse inmundos. Lo que Jesús dice aquí, por tanto, es que cualquier lugar, fuera casa, aldea, ciudad o caserío, que rehusara aceptar el evangelio debería considerarse inmundo, como si fuese suelo pagano.
Aunque fueran judíos, esto es una señal que se salvará gentil y judio escogido, y que el hecho de haber nacido judio no te garantiza la salvación sino hay conversión.
Por lo tanto, tengamos en cuenta estas pautas…

4. EL SEÑOR NOS DA EL MENSAJE (12-13)

El mensaje no es de nuestra cosecha, tenemos un mensaje que dar:
Marcos 6:12–13 LBLA
12 Y saliendo, predicaban que todos se arrepintieran. 13 Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los sanaban.
a) Proclamación del Evangelio (arrepentimiento)

12 Y saliendo, proclamaron que se arrepintieran, 13 y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los sanaban.

2784. κηρύσσω kerússo; de afin. incierta; proclamar (como proclamador público), espec. verdad divina (el evangelio):—predicar, pregonar, proclamar, publicar, heraldo, divulgar.
Era mucho mas que decir o hablar, es un mensaje de proclamación, un mensaje de fe, que realmente se cree.
a. Salieron y predicaron. Hicieron de heraldos. La predicación, si uno es fiel al significado original del término, es la proclamación fervorosa de las nuevas iniciadas por Dios. No es la especulación abstracta sobre puntos de vista inventados por el hombre (véase también 14, 7, 14, 38, 45; CNT sobre 2 Ti. 4:2).
b. Predicaron “que los hombres debían convertirse”. En cuanto al significado del importante verbo que se usa en el original, véase sobre 1:15. Sin duda indica arrepentimiento, pero la palabra tiene un significado mucho más rico.
c. En “ellos predicaron”, el original usa un tiempo verbal, y en “expulsaban” y “ungían” otro.243 Esto bien puede indicar que la tarea principal de los discípulos era predicar. Pero de vez en cuando, en relación con la predicación y como confirmación aprobada y ordenada por Dios de la veracidad de su mensaje y del genuino carácter de su llamado, estos hombres realizaban milagros de curación.244
Con el poder de la Palabra, con la autoridad DEl que Envía.
d. Expulsaban a muchos demonios
La referencia a ser “ungidos … con aceite” en conexión con la curación sólo sucede aquí en los evangelios, y en otras partes del NT sólo en Stg 5:14–15. El aceite se utilizaba medicinalmente en los tiempos bíblicos (Is 1:6; Lc 10:34), pero el aceite aquí es más probable que se esté usando para representar la presencia sanadora del Espíritu de Dios. Los discípulos no están actuando como doctores, sino como agentes del poder reconciliador del reino de Dios.
b) Las señales eran del que Envía
Cuando vemos señales, frutos, milagros, eso pertenece a la obra del Señor, no a nuestra capacidad innata, pues esa autoridad no nos pertence a nosotros, sino a Dios que está con nosotros.
Porque fijate que dice el apóstol Pablo
1 Corintios 1:27–29 LBLA
27 sino que Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte; 28 y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es; 29 para que nadie se jacte delante de Dios.
CONCLUSIÓN
Y esta es la voacación al servicio a Dios, la vocación al minsiterio, pero también la voación de la iglesia… Ven y sigueme ya es un llamado.
Y este es el llamado del Señor:
Un llamado con su autoridad y poder, que nos capacita a ser iglesia, por lo tanto no tenemos excusas para ser negligente…
Un llamado en comunión, nos necesitamos uno a los otros, si hay un cristiano reacción a congregarse y es solitario y egoista, necesitas arrepentimiento, pues nos necesitamos unos a otros, como hermanos, no podermos sectarios tampoco de nuestra denominación-
3. Un llamado a amar al Señor y poner nuestra confinza por encima de lo material y los bienes vanales de esta vida.
4. Un llamado a ser hospitalario sin interés, sin pedir nada a cambio, un llamado a compartir con otros nuestras bendiciones.
5. Un llamado a no ser más justos que Dios, y descansar en su voluntad.
Y lo mas importnate:
6. Un llamado a proclamar su Evangelio y a glorificar a Dios por las señales que vemos que Él hace.
Este es el llamado al servicio de Dios, este es el llamado para ti y para mí, este es el llamado de la iglesia… Si algo falla en ti, es el momento de pedir perdón a Dios y que sea el Señor que mude tu corazón, para que crezca él mas en ti.
Que el Señor bendiga su Palabra.
Gloria al Dios trino.
ORACIÓN FINAL
Concedenos Señor que seamos obedientes a la vocación con la que nos llevaste a ti, con la que nos llamaste a ser luz en este mundo. Ayudanos a cuidarnos de no ser negligente en cuanto al llamado, las pautas o el mensaje de este, que siempre descasemos en tu poder y autoridad y no en los bienes materiales. Que tu Espíritu Santo nos acompañe. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
Apelamos a tu bendición
24 “El Señor te bendiga y te guarde; 25 el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; 26el Señor alce sobre ti su rostro, y te dé paz”».
Porque tuyo Señor, es el reino y el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Amén».
Que la Bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo sea con todos vosotros. amén
Related Media
See more
Related Sermons
See more