Propósitos de la Cena del Señor

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1,418 views
Notes
Transcript

Introducción

La Cena es un medio de gracia en el cual Cristo está presente por el Espíritu. Debe ser recibida en reverente aprecio y agradecimiento por la obra de Cristo.
Todos aquellos que verdaderamente se han arrepentido, renunciado a sus pecados, han creído en Cristo para salvación y se han bautizado, están invitados a participar en la muerte y resurrección de Cristo. Venimos a esta mesa para ser renovados en vida y salvación y ser hechos uno por el Espíritu.
La Cena del Señor es un recordatorio de lo que Jesús hizo en el pasado, un símbolo de nuestro presente compañerismo con él y una promesa de lo que hará en el futuro.

I. Dignificar la membrecía de la iglesia.

“De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor” 1 Cor 11.27
Comer indignamente incluye lo siguiente:
1. No ser miembro de una congregación local cuando no tiene justificación para ello (Mt. 16:24). La ordenanza del bautismo es un requisito de membresía en la iglesia. (Mt. 28:19, Hch. 2:39)
2. No estar consciente de la unidad del cuerpo de Cristo del cual todos los creyentes son participantes. (Rom. 12, 1Cor. 11:18,33)
3. No estar viviendo vidas arrepentidas intencionalmente apartadas del pecado personal y llenas de división, rencilla, y rencor hacia otro miembro del cuerpo de Cristo. (1Cor. 11:17-20, Mt. 18)
4. No comprender el significado de los elementos y la muerte de Cristo la cual se tipifica en la conmemoración de la cena. (1 Cor. 11:23-25)
La cena del Señor es un llamado a auto examinarse.
“Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así el pan, y beba de la copa” 1 Cor 11.28
PROBARSE es examinarse, medirse, tratarse, evaluarse, es una prueba de fidelidad y lealtad , mirar la fuerza, la condición y la disposición del corazón, para discernir o estar plenamente conscientes de hacer alguna cosa.
La palabra indigno hace referencia a ser irreverente o participar de un evento solemne y santo de forma inapropiada, es decir, estando en pecados ocultos o rebelión.
Quienes son dignos de recibir la Cena del Señor:
Los que son salvos por medio de la fe en Jesucristo.
Los que han obedecido al Señor en el acto del bautismo y son miembros activos de la iglesia local.
Los que han confesado sus pecados y están a cuentas con el Señor.
Los que están en comunión con Dios y con sus hermanos y guardan la unidad de la iglesia.

II. Recordar la muerte y resurrección del Señor.

“Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo; Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí” Lc.22.19
La tendencia a olvidar.
Se conoce cómo la teoría del decaimiento, es decir que si algo que se aprendió no se evoca o no se recrea durante mucho tiempo, decae, el recuerdo se debilita y puede llegar incluso a desaparecer.
Exceso de información.
Hay mucha información y demandas de este mundo que compiten por captar nuestra atención y nuestro tiempo, impulsando a nuestra mente a olvidar aquellas valores espirituales que son realmente importantes.
Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios. Sal 103.2
Porque y para que, hay que recordar?
Para mantener viva la esperanza y permanecer apartados para Cristo.
Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro. 1 Juan 3.3

III. Tener comunión con el Señor.

El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. Juan 6.56
La cena es un llamado a la comunión con Cristo.
Comunión: es compartir o intercambiar pensamientos y sentimientos íntimos, especialmente cuando el intercambio es a nivel mental o espiritual
La cena es un llamado a la unidad con Cristo y los hermanos.
Según una antigua tradición cristiana, el pan y el vino mismos son un símbolo de unidad.
Para hacer pan, los granos de diferentes campos son cosechados y horneados en un solo pan; para hacer vino, uvas de diferentes viñedos en la vendimia son reunidas y exprimidas para que den un solo vino. De la misma forma la iglesia es reunida de muchas tierras y naciones para ser una en Cristo.

Conclusión

La Cena del Señor nos nutre espiritualmente. Es un medio de gracia. Es uno de los métodos que Dios ha designado para edificarnos, nutrirnos, confirmar nuestra fe y fortalecernos para crecer.
La Cena del Señor es un anticipo de la gloria venidera, anticipamos el banquete de las bodas del Cordero, en el que todos estaremos sentados juntos en gloria, y nuestro Salvador nos servirá nuevamente todo lo que necesitemos. Qué gran gozo es venir a la mesa del Señor.
Related Media
See more
Related Sermons
See more